(Reuters)
(Reuters)

A partir de documentos obtenidos por la llamada Red de Investigación del Crimen Organizado y la Corrupción (OCCRP, por sus siglas en inglés), The Guardian asegura que cerca de 740 millones de dólares de dólares "parecen haber salido de Rusia" entre 2010 y 2014.

El diario afirma que HSBC, Royal Bank of Scotland (RBS), Lloyds, Barclays y Coutts se cuentan entre los 17 bancos con sede en el Reino Unido, o que operan en el país, que "afrontan preguntas sobre qué sabían acerca de ese programa (de lavado de dinero) y por qué no rechazaron transferencias sospechosas".

Investigadores de la OCCRP y el periódico ruso "Nóvaya Gazeta", crítico con la gestión del presidente de Rusia, Vladímir Putin, estiman que cerca de 500 personas han participado en esa operación, según el diario británico.

El Guardian aseguró en su edición digital que ha tenido acceso a documentos que acreditan cerca de 70.000 transacciones bancarias, incluidas 1.920 que pasaron por entidades británicas, y 373 por entidades estadounidenses.

En respuesta a la información publicada por ese diario, RBS aseguró que está "comprometido con la lucha contra el crimen financiero y el lavado de dinero".

La entidad "tiene controles y salvaguardas en funcionamiento para identificar, evaluar, controlar y mitigar esos riesgos", señaló el banco en un comunicado.

LEA MÁS: