Las autoridades no quieren “intentar borrar el pasado de Austria” destruyendo el edificio (AP)
Las autoridades no quieren “intentar borrar el pasado de Austria” destruyendo el edificio (AP)

El gobierno de Austria había anunciado el lunes que derribaría la casa natal del dictador Adolf Hitler, pero el martes dio marcha atrás y aclaró que, en cambio, encarará una remodelación del edificio que lo dejará "irreconocible".

El ministro del interior austríaco, Wolfgang Sobotka, dijo el martes al diario Die Presse que el inmueble en el pueblo de Braunau será rediseñado íntegramente y que "quedará irreconocible".

El Gobierno teme que la casa natal del dictador pueda convertirse en un santuario de grupos neonazis
El Gobierno teme que la casa natal del dictador pueda convertirse en un santuario de grupos neonazis

El mismo funcionario había dicho un día antes que la casa, una construcción de dos pisos que data del renacimiento, sería derribada.

Las autoridades austríacas buscan evitar que el sitio se convierta en un lugar de peregrinación para neonazis, pero algunas voces dentro de la comisión encargada de disponer del edificio señalaron que destruirlo sería igual a intentar borrar el pasado de Austria.

Con información de AP.