Las imágenes de la cámara de seguridad son impactantes. La niña avanzaba tranquilamente cuando se encontró con el auto, que la tiró al suelo y luego la pasó por encima.

La rueda izquierda delantera la aplastó, pero la conductora llegó a frenar antes de que ocurriera lo mismo con la trasera. Increíblemente, la niña salió de abajo del vehículo caminando, como si sólo se hubiera rasguñado.

LEA MÁS:

La mujer que lo manejaba salió corriendo y fue a ver cómo estaba. No podía creer que estuviera en tan buen estado.