Inmigrantes en todo Estados Unidos se quedaron en sus casas este jueves en lugar de ir a la escuela o a trabajar, con el objetivo de demostrar su importancia para la forma de vida y la economía estadounidense. Además, muchos de los negocios cerraron sus puertas en un acto de solidaridad durante la protesta nacional denominada "Un Día sin Inmigrantes".

El boicot se realizó para expresar oposición a los esfuerzos del presidente Donald Trump para acotar la inmigración, sea legal o no. Las actividades de la convocatoria también incluyeron marchas en varias ciudades.

La empleada de un restaurante cerrado toma fotografías de la manifestación por el “Día sin Inmigrantes” en Washington

La empleada de un restaurante cerrado toma fotografías de la manifestación por el “Día sin Inmigrantes” en Washington

Un usual cliente del restaurante Blue Ribbon en Brooklyn lee el manifiesto en la puerta del local, que se adhirió a la protesta

Un usual cliente del restaurante Blue Ribbon en Brooklyn lee el manifiesto en la puerta del local, que se adhirió a la protesta

El Morning Glory Diner en Philadelphia estuvo vacío por un día en solidaridad con la convocatoria nacional

El Morning Glory Diner en Philadelphia estuvo vacío por un día en solidaridad con la convocatoria nacional

Locales cerrados en Philadelphia

Locales cerrados en Philadelphia

Manifestación en Austin, Texas

Manifestación en Austin, Texas

También hubo marchas en Washington

También hubo marchas en Washington

Centenares de personas se manifestaron en Detroit

Centenares de personas se manifestaron en Detroit

“Todos somos inmigrantes”, señala el cartel de una manifestante en Sherman, Texas

“Todos somos inmigrantes”, señala el cartel de una manifestante en Sherman, Texas

“Los inmigrantes hacen grande a Estados Unidos”, remarcó otra movilizada en Sherman, Texas

“Los inmigrantes hacen grande a Estados Unidos”, remarcó otra movilizada en Sherman, Texas