Las transparencias son tendencia. El mundo de la moda decidió que se llevan, así que todos los diseñadores incluyeron en sus colecciones el estilo sugerente… Pero Kim Kardashian sí que lo llevó al límite.

La mediática salió a cenar con un vestido completamente transparente, sin sujetador, que dejaba a la vista sus ropa interior color 'nude'. Además, llevaba zapatos también transparentes.

Un abrigo hizo que el look no fuera un completo escándalo.

Kim out in Calabasas on Thursday (July 13) #KimKardashian

A post shared by Kim Kardashian Army (@kimkardashianarmy) on

LEA MÁS: