Kim Kardashian junto al jefe de su custodia (Grosby Group)
Kim Kardashian junto al jefe de su custodia (Grosby Group)

El conserje del hotel parisino donde la estrella Kim Kardashian fue víctima de un violento robo a principios de mes rompió el silencio y responsabilizó a los dueños del lugar por el atraco de USD 10 millones. 

El hombre de 39 años, que es nombrado sólo como Abdulrahma, reveló que él advirtió a los responsables del Hôtel de Pourtalès de que la seguridad del lugar era pobre y que los huéspedes eran vulnerables. "No había seguridad real en absoluto. Era una elección. Al hotel no le importaba", detalló Abdulrahman en una entrevista con el tabloide inglés Daily Mail. 

El conserje fue retratado en exclusiva por el diario DailyMail

Asimismo, explicó que la cerradura de la puerta del departamento de Kardashian era demasiado fácil de burlar y mostró un correo que mandó en 2010 para reportar a sus jefes que la seguridad del hotel era demasiado baja para el alto perfil de sus clientes: "Les dije hace años que debían mejorar la seguridad del hotel. Sin embargo, no les importó".

Hay una cámara en la pared principal del hotel, detrás de las puertas grandes de color rojo, que no funciona desde hace años

Además, reveló que las cámaras del lugar no funcionan bien desde hace seis años, que el código de seguridad de la puerta principal del lujoso complejo para celebridades no se ha cambiado en años y que, por lo general, sólo hay una persona haciendo guardia. 

Afirmó, además, que los responsables del lugar deliberadamente decidieron no instalar circuito cerrado de televisión para que sus huéspedes puedan entrar y salir de forma privada sin ser monitoreados. 

(Reuters)
(Reuters)

Abdulrahma, padre de un niño y alumno de la prestigiosa Universidad de la Sorbonne, era el único guardia en servicio cuando la mediática fue atada y amordazada en el baño de habitación a las 2:30 de la mañana del 3 de octubre.

El argelino, que es el testigo clave en el caso y que está rompiendo su anonimato por primera vez, fue esposado y llevado a la puerta del dormitorio de Kardashian a punta de pistola durante el ataque e incluso fue obligado a actuar como intérprete para los ladrones. 

En declaraciones al citado medio, afirmó que el código de acceso al hotel todavía no se ha cambiado tras el millonario robo. "Un día, alguien va a morir. Eso es más importante que un robo de joyas", expresó.

(AFP)
(AFP)

Abdulrahma dice que ahora teme por su seguridad y desea alejarse de la capital francesa y volver con su esposa e hijo, que lo esperan en Argelia.

Kim, de 35 años, estaba sola la madrugada del ataque, ya que su guardespaldas estaba cuidando a sus hermanas Kendall y Kourtney, en una discoteca cercana. Los delincuentes le robaron joyas por valor de USD 10 millones, incluyendo su anillo de compromiso de USD 4 millones.

LEA MÁS: