Es histriónico, entra sin pedir permiso y tiene planes alocados. Así es Cosmo Kramer, ese entrañable personaje de Seinfeld que se supo ganar el corazón de muchos fanáticos de la famosa serie que se emitió entre 1989 y 1998.

Detrás de ese personaje de ficción hay una persona real, que sirvió de inspiración para construir la identidad de ficción que personificó, durante años, el actor Michael Richards.

Esa persona es Kenny Kramer y tiene muchos rasgos similares al Kramer de la serie, pero, según explica ante una audiencia que lo escucha en The Producers Club Theater, en Nueva York, "camino bien y no me anda tropezando con todo".

Kenny Kramer explica que está aprovechando sus "quince minutos de fama" y que espera extenderlos "mientras siga vivo". La forma que tiene de explotar esa popularidad es a través de su insólito Tour de realidad de Kramer (Kramer´s reality tour )donde, a lo largo de tres horas y media y por USD 37,50, devela secretos y entretelones de la serie y muestra, desde un micro, las locaciones donde se grabaron famosas escenas del show.

El tour de Kramer incluye un recorrido en bus por algunas de las locaciones más famosas del show
El tour de Kramer incluye un recorrido en bus por algunas de las locaciones más famosas del show

Kramer solía ser vecino de Larry David, creador y productor de Seinfeld. Ambos vivían en el Manhattan Plaza, un complejo de dos torres sobre la calle 9 entre la 42 y 43, en pleno centro de Nueva York. Se conocieron a fines de los años 70 y forjaron una amistad que dura hasta la fecha, aunque hoy el vínculo se mantenga a la distancia.

Cuenta que al principio no fue fácil lidiar con David. "Porque somos muy diferentes: yo soy sociable, alegre, amigable y él es…George Costanza". El edificio que compartían (y donde aún vive Kramer) estaba ocupado casi en su totalidad por artistas.

Una noche se organizó un show en el complejo teatral de esa mega vivienda y Kramer insistió para que David participara. Después de muchas idas y vueltas logró que se subiera al escenario e hiciera un show de stand up que fue un éxito rotundo. Al día siguiente fueron a almorzar juntos y allí comenzó "una hermosa amistad", cuenta.

El local original del “Soup Nazi” que se menciona en uno de los episodios de la serie
El local original del “Soup Nazi” que se menciona en uno de los episodios de la serie

Kramer alterna su relato con videos y deja ver otros aspectos de su vida que van más allá de la serie. Así se sabe que hace años recorre el país haciendo shows como comediante y que su esposa lo abandonó y crió solo a su hija, que hoy es maestra y está viviendo en Florida.

En 2001 se postuló como candidato para ser alcalde de Nueva York por el Partido Libertario y de esa época le quedaron "muchas remeras y gorras" que intenta vender a la audiencia; además de otros productos de merchandising como remeras con su nombre, un DVD con sus historias y calcomanías con la leyenda "Vandelay industries", la empresa inventada por George Costanza.

Tom´s restaurant, la fachada del merendero donde George, Elaine, Jerry y Kramer se reúnen a almorzar en la serie
Tom´s restaurant, la fachada del merendero donde George, Elaine, Jerry y Kramer se reúnen a almorzar en la serie

El tour a bordo del micro hace un recorrido por sitios como Soup Kitchen International, que se hace conocido en el capítulo Soup Nazi (el nazi de la sopa), por el mal humor del dueño del lugar que se enojaba con quienes no hacían sus pedidos y abonaban con rapidez. En la serie se muestra que este especialista en sopas tenía un método muy estricto para tomar los pedidos y quien osaba quebrantar el sistema se quedaba sin comida.

El verdadero dueño del local era el iraní Ali Yeganeh, que ya hace años se retiró del negocio. Como se ve en una entrevista que le hizo Kramer y comparte en un video, es un hombre de pocas pulgas, tal como se representa en la serie. Si bien gracias al show se llenó de dinero y sus preparaciones congeladas se venden en cadenas de supermercados, se queja de la popularidad que le llegó de la mano de Seinfeld.

La ciudad de Nueva York es el escenario de las aventuras de los personajes de Seinfeld
La ciudad de Nueva York es el escenario de las aventuras de los personajes de Seinfeld

En el tour también se visita el merendero Westway, donde Larry David le contó a Jerry Seinfeld -a quien había conocido en Los Ángeles- la idea que tenía para hacer el programa. También se pasa por la puerta de Tom´s Restaurant, en la 112 y Broadway, que en la serie es la fachada de Monk´s, el restaurante donde Jerry, George, Elaine y Kramer se reúnen todos los capítulos. De todos modos, la mesa que usan los personajes no está ahí, porque en realidad era parte de un estudio de grabación en Los Ángeles.

Mucho de los relatos que nutren la serie fueron reales. Es cierto que Kramer y David eran vecinos en el Manhattan Plaza y que iban de un departamento a otro sin avisar. También es verdad que Kramer nunca tuvo un empleo estable: vendió revistas, trabajó como representante, fue vendedor y es comediante, pero no sabe lo que es cumplir horarios estrictos en una oficina.

Kenny Kramer, el vecino de Larry David en quien se inspiró el personaje de Cosmo Kramer en Seinfeld
Kenny Kramer, el vecino de Larry David en quien se inspiró el personaje de Cosmo Kramer en Seinfeld

También es cierto que durante una época David compró un producto maloliente para combatir la calvicie y que hacía los pedidos a través de un empleado de un restaurante chino cercano. Esto se muestra en uno de los episodios de la tercera temporada.

Cuando Kramer se enteró de que harían un personaje basado en él lo primero que pidió fue quedarse con ese papel, pero eso no ocurrió. "No puedes ser Kramer", le dijeron. "Pero si yo soy Kramer". Esto se muestra en uno de los episodios de la serie donde también se hace alusión al Tour de realidad de Kramer, sólo que allí se trata de un tour sobre la vida de Peterman, jefe de Elaine, quien decide "tomar prestado" algunas aventuras de la vida de Kramer e incorporarlas a su autobiografía como si fueran propias.

El Tour de realidad de Kramer es ideal para los fanáticos de la serie. Caso contrario difícilmente se disfruten de las anécdotas y guiños que hacen al 100% de esta aventura por la ciudad.

Quienes vayan por primera vez a Nueva York quizás deberían también asegurarse de contar con suficiente tiempo para visitar algunas de las principales atracciones que tienen la Gran Manzana, como el Empire State, la Estatua de la Libertad o el Museo de Arte Metropolitano (MET). En estos casos, una buena opción es recurrir al New York CityPass, un pase que incluye acceso a seis atracciones en total y que vale USD 122, en el caso de adultos y USD 98, en el caso de los niños.

LEA MÁS: