Oscar Muñoz, CEO de United (AP)
Oscar Muñoz, CEO de United (AP)

La compañía United Airlines anunció este viernes que cambió su plan de nombrar presidente a su director ejecutivo, Óscar Muñoz, tras revisar su programa de compensación después del escándalo por sacar a la fuerza de un avión a un pasajero.

United está en la mira desde la publicación a a principios de un video en el que se ve a personal de seguridad sacar a rastras a un pasajero de uno de sus aviones. De acuerdo con el plan previsto, Muñoz asumiría el cargo de presidente en 2018, pero la aerolínea modificó su contrato con Muñoz para sacar esa cláusula.

"La junta cree que separar las funciones de director ejecutivo y de presidente de la junta es la estructura más apropiada en este momento", dijo la empresa en un documento. "Ese diseño es el medio para asegurar que el señor Muñoz es capaz de centrarse más exclusivamente en su papel de director ejecutivo", añadió.

United explicó su cambio de planes para tomar en consideración la satisfacción de los clientes como parte de "una respuesta a los recientes acontecimientos", según el documento.

En las imágenes en el centro de la polémica se ve cómo sacan a la fuerza al pasajero David Dao, ensangrentado, de un vuelo de Chicago a Louisville, Kentucky, para liberar espacio para un empleado de la aerolínea.

Muñoz pidió disculpas por el caso y dijo que la aerolínea estaba revisando sus políticas y llevaría a cabo cambios. El director ejecutivo fue vapuleado por sugerir, en un principio, que Dao había tenido parte de la culpa del encontronazo.

De acuerdo con el documento presentado este viernes, Muñoz recibió una remuneración de 18,7 millones de dólares en 2016, más de tres veces los 5,8 millones de dólares que ingresó en 2015.

Con información de AFP