El Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, indicó ayer durante una conferencia de prensa la intención por parte del gobierno de los Estados Unidos de organizar un encuentro entre Donald Trump y el papa Francisco cuando el líder norteamericano visite Italia para la próxima cita del G-7 en mayo. 

Trump se reunirá hoy con el Primer Ministro de Italia Paolo Gentiloni para discutir asuntos relacionados con la próxima cumbre del G-7 (Estados Unidos, Italia, Alemania, Francia, Reino Unido, Canadá y Japón), prevista para el 26 y 27 de mayo en la ciudad siciliana de Taormina. 

En referencia al viaje, que sería el primero al extranjero desde que asumió la presidencia, Spicer aseguró: "Obviamente nos honrará tener una audiencia con Su Santidad", y agregó: "Nos pondremos en contacto con el Vaticano para ver si se puede organizar un encuentro con el Papa".

Por su parte, el arzobispo Angelo Becciu, equivalente a un viceprimer ministro del Vaticano, confirmó a la agencia de noticias italiana ANSA que "el Papa Francisco está siempre dispuesto a recibir a los jefes de Estado que piden audiencia". 

También lo confirmó Thomas D. Williams, corresponsal de Breitbart News en Roma y muy cercano a Trump, en su cuenta de Twitter.

La aclaración despeja las especulaciones con respecto a una ignorancia deliberada por parte de ambos líderes, quienes no comparten ideas en común con respecto a problemas globales centrales como el medio ambiente y la inmigración.

La reunión probablemente ocurrirá a finales de mayo, luego de la cumbre del G-7.

LEA MÁS: