Cinco personas han muerto, de las 23 infectadas, en Florida en lo que va de año, tras contraer una peligrosa bacteria que vive generalmente en el agua marina y que devora la carne, informó este lunes el Departamento de Salud del estado.

Los fallecidos residían en los condados de Broward, Citrus, Palm Beach, Santa Rosa y Sarasota, estos dos últimos en la costa oeste de Florida.

La bacteria Vibrio vulnificus suele penetrar en el cuerpo a través de una herida abierta. Afecta especialmente a ancianos o personas con problemas en el sistema inmunológico, y sólo se combate con antibióticos.

Pertenece a la familia del germen que causa el cólera y suele encontrarse en aguas cálidas, aunque también puede detectarse en mariscos crudos, como las ostras. 

Los síntomas más comunes son vómitos, diarrea y dolor de abdomen. La infección también puede ocasionar úlceras en la piel. En 2014 se registraron 32 contagios y 7 muertes; en tanto que en 2015 fueron 45 casos y 14 fallecidos.

Los médicos recomiendan abstenerse de comer mariscos crudos, especialmente ostras, y de bañarse en el mar con heridas para evitar toda posibilidad de contagio.

Entre 1988 y 2006, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) contabilizaron más de 900 casos de Vibrio vulnificus, la mayor parte de ellos en los estados costeros del Golfo.

 

Con información de EFE