(Photo by Adam Glanzman/Getty Images)
(Photo by Adam Glanzman/Getty Images)

Tras finalizar el US Open, la tenista sueca Johanna Larsson confesó su homosexualidad ante las cámaras. "Mi carrera dependía de otras personas y no me atrevía a mostrarme tal y como soy", aseguró en su país natal.

La número 80 de la WTA se suma a las otras tres tenistas que anunciaron su condición sexual, algunas con más suerte que otras. El caso más resonante fue el de Martina Navratilova, quien es considerada una de las mejores de la historia.

Ett ❤️ med denna underbara tjej! #lyckligtlottad #aldrigentråkigstund #kärlek

A post shared by Johanna Larsson (@johannalarsson111) on

"Soy lesbiana y no lo dije antes por miedo a perder patrocinadores. Mi vida ha sido una horrible mentira", se lamentó la tenista que no logró superar la primera ronda del Abierto de los Estados Unidos, tras caer por 7-5 y 6-4 ante Ajla Tomljanovic.

El medio sueco Tennisicrus.com fue el sitio en el que eligió anunciar sus preferencias sexuales, a pesar de las consecuencias que podría acarrearle esta declaración, en un ambiente donde el tema es tabú.

(Photo by Sandra Mu/Getty Images)
(Photo by Sandra Mu/Getty Images)

La tenista de 29 años se suma a la lista de colegas que anunciaron su homosexualidad. La primera, Billie Jean King, en 1981. La estadounidense perdió sus contratos publicitarios, y fue el claro ejemplo de lo que Larsson no quería que sucediese.

Amelie Mauresmo, con solo 19 años, confesó ser lesbiana en 1999 en una rueda de prensa dentro del Abierto de Australia. Los sponsors apoyaron la decisión de la francesa y no perdió ningún contrato. Finalmente, Martina Navratilova, quien era considerada una de las mejores de la historia, esperó a sacar la nacionalidad norteamericana para confesarlo.

LEA MÁS: