Marco Asensio, el sorpresivo héroe del Real Madrid ante Barcelona en la Supercopa (Getty)
Marco Asensio, el sorpresivo héroe del Real Madrid ante Barcelona en la Supercopa (Getty)

"Florentino, este es mi hijo Marco y sé que algún día jugará en el Real Madrid"Marco Asensio tenía su destino marcado a fuego. Tarde o temprano, los ribetes de la vida lo depositarían en el "Merengue". Nada iba a frenar el rumbo final. No importaba si era necesaria una intervención exótica, como la de contar con la colaboración de un número 1 del tenis para encausar su camino hacia la "Casa Blanca".

Su carrera fue meteórica. A los 17 años debutó en el filial del Mallorca y unos pocos meses después alcanzó a hacerse un lugar en el primer equipo, que por entonces peleaba en la segunda división. Otro puñado de semanas le costó ganarse la titularidad que nunca más volvería a abandonar.

Su nivel fue creciendo cada vez más y, con cierta lógica, Barcelona y Real Madrid posaron sus ojos en él. Parecía una batalla más de dos de las potencias más importantes como cada vez que aparece una joven promesa. No tenían idea de lo que sucedería tiempo después.

El Barça tenía la negociación cerrada. Sólo faltaban detalles. El diario catalán Sport aseguró que a tal punto llegó el acuerdo que el futbolista viajó hasta la ciudad para buscar una casa en el barrio Castelldefels. Sin embargo, Barcelona quería desembolsar 4 millones y medio de euros utilizando algunos conceptos variables para alcanzar esa cifra. Eso hacía dudar al Mallorca, que en medio de una crisis económica necesitaba dinero fresco y rápido.

Asensio de niño con la camiseta del Real Madrid, el club de sus amores
Asensio de niño con la camiseta del Real Madrid, el club de sus amores

En ese entonces, el tío del tenista mallorquín Rafael Nadal era directivo del club dueño del pase de Asensio. Mientras el Blaugrana debatía puertas adentro sobre su fichaje, Miguel Ángel Nadal no dudó en llamar a su sobrino. Éste utilizó su influencia y llamó a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, para insistirle con la contratación del pequeño Marco.

"Tuvo que ver la voluntad del jugador, después la predisposición del Real Madrid. Rafa (Nadal) me puso en contacto con el presidente y todo fueron facilidades porque el Mallorca estaba en circunstancias complicadas", rememoró el tío Miguel Ángel sobre la situación. "Es una anécdota verídica. Rafa llamó a Florentino y dijo que no podían dejarme escapar",   reconoció Asensio a Real Madrid TV al ser consultado por el hecho.

El Merengue depositó cerca de 4 millones de euros y se quedó con la gran perlita del fútbol ibérico. "Es el mayor talento del fútbol español", lo identificó el entrenador Vicente Del Bosque por entonces. Asensio pagaba con un alto rendimiento la apuesta: guió a la selección sub 19 y conquistó el título de la Eurocopa de la categoría en Grecia.

El Real Madrid lo cedió al Espanyol antes de darle la oportunidad en la institución (Getty)
El Real Madrid lo cedió al Espanyol antes de darle la oportunidad en la institución (Getty)

Madrid seguía de cerca a su perlita, mientras la fogueaba con cesiones al propio Mallorca y luego al Espanyol de Barcelona. Allí fue protagonista de otro hecho singular en su vida.

Holanda no había clasificado a la Eurocopa de Francia del 2016 y los hinchas encabezaron una campaña en las redes sociales para intentar que el futbolista de 19 años que descollaba en el Espanyol se ponga la camiseta naranja. ¿El motivo? Su madre era holandesa y tenía un contacto directo con esas raíces: se llama Marco en honor a Van Basten, histórico goleador holandés.

Hinchas de Holanda pidieron que juegue para su Selección; Asensio no dudó (Getty)
Hinchas de Holanda pidieron que juegue para su Selección; Asensio no dudó (Getty)

Todos esos argumentos bastaron para convencer a Zidane de utilizarlo como primera opción de variante en el tridente que componían Gareth Bale, Cristiano Ronaldo y Karim Benzema. Real lo trajo de regreso. En la presentación formal, Asensio recordó a su madre –fallecida en 2011 a raíz de un cáncer– y lloró jurando que triunfaría en el club de sus amores: "Me gustaría agradecer a mi padre, a mi hermano y a mi madre, que sé que siempre desde arriba me está apoyando".

Cumplió y a los 21 años alcanzó la coronación que le faltaba para terminar de conquistar el corazón de los fanáticos Merengues: le anotó dos golazosuno en cada partidoal Barcelona en la final de la Supercopa de España para ayudar a su equipo a conseguir el título.

El destino ya estaba escrito: desde aquella mañana en la que paseando con 8 años de la mano de su padre se topó con Florentino Pérez desayunando en el Puerto Portals de Mallorca, hasta la intromisión inesperada de Rafael Nadal para forzar su transferencia a la Casa Blanca. El futuro estaba obsesionado con unirlo al Real Madrid, el club de sus amores.

LEA MÁS: