La final de relevos 4×100 metros del Mundial de Atletismo de Londres 2017 seguramente quedará en la historia del deporte después de lo ocurrido con el plusmarquista jamaiquino, Usain Bolt, quien se retiró de la forma más cruel posible, al lesionarse en su última carrera. 

Sin embargo, detrás del talentoso velocista, hubo un campeón al que los flashes de las cámaras no apuntaron, curiosamente, ese ganador fue Gran Bretaña, el dueño de casa. Estados Unidos y Japón completaron el podio de lo que serán los "medallistas olvidados".

Gran Bretaña, medalla de oro
Gran Bretaña, medalla de oro

Chijindu Ujah, Adam Gemili, Daniel Tablot y Nethaneel Mitchell-Blake, difícilmente serán recordados por la hazaña que lograron conseguir en éste Mundial de Atletismo, al ocupar el primer puesto después de 13 años.

No sólo volvieron a saborear las mieles de la victoria después de lo que ocurrió en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, sino que también lograron su mejor tiempo al cruzar la línea de meta en 37,47, 51 segundos menos que lo conseguido en los Juegos Olímpicos de Río 2016, en donde ocuparon el quinto lugar.

Estados Unidos, medalla de plata
Estados Unidos, medalla de plata

Eran los candidatos a amargarle la fiesta de despedida a Usain Bolt y quitarle el trono a Jamaica en esta disciplina que venía conquistando desde el Mundial de Berlín 2009. Pero no sucedió a pesar de tener a los dos velocistas más rápidos del certamen: Justin Gatlin y Christian Coleman.

Con un tiempo de 37,52 segundos, Estados Unidos no cumplió su cometido. Un país que siempre estuvo a la altura y que pelea entre el primer y segundo lugar cada vez que supera las clasificaciones y llega a la final. De todas formas, lejos estuvieron de su mejor tiempo, los 37,40 segundos logrados en los históricos Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

Japón, medalla de bronce
Japón, medalla de bronce

Una campaña irregular lleva Japón a lo largo de sus participaciones en esta disciplina. Shuei Tada, Shota Iizuka, Yoshihide Kiryu y Kenki Fukimitsu, se llevaron la medalla de bronce al cruzar la línea a los 38,04 segundos.

A pesar de no haber conseguido nunca un primer puesto, este país subió varias veces al podio. En cinco años conquistó cinco preseas, de las cuales tres fueron de plata y su mejor tiempo lo alcanzaron en los últimos Juegos Olímpicos de Río 2016 al completar el circuito en 37,60 segundos.

 

LEA MÁS: