El presidente de Bolivia, Evo Morales, protagonizó un vergonzoso episodio mientras inauguraba el estadio Municipal de El Alto. Al momento de dar el puntapié inicial golpeó con dureza a dos militares que se situaban frente a él.

El nuevo recinto, que albergó a más de 23 mil fanáticos, fue el escenario en el cual se disputó la final de la Copa La Paz en la que The Strongest se quedó con la victoria tras vencer a Bolívar por 3-2.

El político de 57 años fue víctima de su mala puntería tras golpear a dos militares que se encontraban a pocos metros de él, con un remate desde la mitad de la cancha.

Los soldados sintieron el impacto del balón pero continuaron inmutables en su posición, al mismo tiempo que el mandatario aplaudía por la inauguración del estadio. Los aficionados, en tanto, no ocultaron sus risas.

Con 4071 metros sobre el nivel del mar, el Estadio Municipal de Alto, es el más elevado del país. Situado en la zona de Villa Ingenio, a unos metros de La Paz, tiene una capacidad de 25 mil espectadores y fue construido por el Gobierno. Su costo ronda los USD 8 millones.

El partido que se llevó a cabo entre The Strongest y Bolívar, por la final de la Copa La Paz, terminó con la victoria del "Tigre" por 3-2. Fernando Saldías, Sergio Gil y Henry Vaca convirtieron para los nuevos campeones.

LEA MÁS: