En su presentación en la Copa Confederaciones, Alemania hizo pesar su jerarquía y superó, con un equipo alternativo, a Australia, campeón de la Copa Asiática 2015.

El elenco europeo se puso en ventaja a los 4 minutos de la primera parte gracias a un gol del volante de 28 años Lars Stindl, quien apareció por el centro del área, luego de una gran maniobra por derecha del extremo Julian Brandt, de 21 años.

(AFP)
(AFP)

Los campeones del Mundial 2014 dominaron el juego desde entonces, pero a los 25 minutos sufrieron el 1-1. Australia marcó el empate gracias a un remate de media distancia del volante Tomas Rogic, en una jugada aislada.

Sobre el final del primer tiempo, los dirigidos por Joachim Low volvieron a ponerse en ventaja con el gol de penal de Julian Draxler. De esta manera, la primera parte se apagó en un entretenido 2-1.

El complemento comenzó de la misma forma que el inicio del partido. El delantero alemán de 21 años Leon Goretzka aprovechó un descuido de la defensa australiana, entró sólo al área y con un disparo potente al primer palo de estampó el 3-1.

Ocho minutos más tarde el punta australiano Tomi Juric capturó un rebote dentro del área rival y marcó el 2-3. Antes de convalidarlo, el árbitro consultó con el VAR la posición del delantero y al corroborar que estaba habilitado concedió el tanto.

(AFP)
(AFP)

Con la victoria los alemanes se aseguraron sus primeros tres puntos y se ubican en lo alto del Grupo B junto con Chile, que superó a Camerún por 2-0 en su debut. El próximo jueves los dos líderes de la zona se enfrentarán en Kazan, mientras que Australia y Camerún irán por su primera victoria en San Petersburgo.