Hunter Renfrow celebra la victoria con Jordan Leggett
Hunter Renfrow celebra la victoria con Jordan Leggett

Estados Unidos presenció, el pasado lunes, una de las finales de fútbol americano universitario más intensas y vibrantes de los últimos tiempos. Cuando restaban seis segundos para la culminación del partido, la Crimson Tide de Alabama se imponía por 31 a 28 sobre los Tigres de Clemson. Sin embargo, ocurrió lo inesperado.

Dos pases, una cortina y la distracción defensiva del rival permitieron que los naranjas conviertan un touchdown agónico para desatar la locura de la afición.

Es el primer título de Clemson desde 1981
Es el primer título de Clemson desde 1981

Con una asistencia a dos yardas, el mariscal de campo Deshaun Watson dejó a Hunter Renfrow en la zona de anotación y puso el marcador 34 a 31.

Con el punto extra y un segundo más de juego, Clemson cerró el partido 35-31 y obtuvo así su primer título nacional desde 1981.