Un joven ebrio protagonizó una inoportuna pelea a la salida de un club nocturno de Johnson City, en el estado de Tennessee. Por su exceso de alcohol, no se dio cuenta que el guardia de seguridad con el que quería pelearse era un reconocido luchador profesional de artes marciales mixtas (MMA).

En las imágenes se ve al borracho, sin camiseta, incitando a la violencia al a John Hernholm, un peleador que además trabaja como vigilante de seguridad del bar. El joven se creyó capaz de poder pelearse con el luchador de 150 kilos, que registró cinco victorias y cero derrotas en la categoría amateur antes de saltar al profesionalismo.

Con mucha tranquilidad, Hernholm esperó el momento justo para tirar un brutal golpe al rostro del borracho, que acabó noqueado en un abrir y cerrar de ojos.