Uruguayos hacen fila para comprar marihuana (AFP)
Uruguayos hacen fila para comprar marihuana (AFP)

Varios bancos que operan en Uruguay resolvieron cerrar las cuentas de las empresas o personas asociadas a la venta de marihuana legal por la incompatibilidad de dicha actividad con la normativa financiera internacional para prevenir y evitar el lavado de dinero.

Las cuatro farmacias de Montevideo habilitadas para vender cannabis recibieron un aviso la semana pasada de parte de sus bancos advirtiendo que cerrarían sus cuentas por comercializar la sustancia. De esta forma, el sistema bancario se convirtió en otro obstáculo contra la implementación de la ley de legalización impulsada por el gobierno del ex presidente José Mujica en diciembre de 2013.

Marihuana legal de Uruguay (EFE)
Marihuana legal de Uruguay (EFE)

De los siete bancos privados en el país, tres de ellos han decidido cortar sus vínculos con el incipiente negocio. El banco Santander otorgó treinta días a sus clientes para retirar el dinero de sus cuentas, ya que las mismas serían cerradas al término del plazo.

La preocupación de los farmacéuticos fue acentuada aún más cuando el Banco República, una entidad financiera estatal, también se sumó a la restricción.

Contenido del envase de cannabis legal (EFE)
Contenido del envase de cannabis legal (EFE)

Tras el anuncio, el dueño de la farmacia Pitágoras, en Malvín Norte, decidió suspender la venta de cannabis "hasta que el gobierno arregle la regulación uruguaya con la lógica del mercado bancario internacional".

Juan Andrés Roballo, presidente de la Junta Nacional de Drogas, está buscando alternativas al sistema bancario para reanudar la venta legal de marihuana, como las redes de cobranza. También se contempla que las farmacias trabajen con cooperativas dentro del Banco Central de Uruguay.

Según Mario Bergara, presidente del directorio del Banco Central uruguayo, solucionar la traba financiera será un desafió demasiado "complejo" ya que solo sería "viable" si Estados Unidos decide cambiar su legislación con respecto a las drogas ilegales.

"Hay que tener la clara convicción de qué soluciones hay dentro del sistema financiero. Hasta tanto no cambie la normativa internacional es muy complejo", señaló Bergara.

Tras las críticas que recibió el Estado por no prever las consecuencias financieras de la implementación de la ley, el representante legal del Centro de Farmacias del Uruguay, Pablo Durán, admitió que los avances significativos en 29 estados del país norteamericano con respecto al proceso de legalización de la marihuana los condujo a pensar que no habría ningún inconveniente de este tipo.

Lo cierto es que la dura postura contra las drogas del fiscal general designado por Donald Trump, Jeff Sessions, promete dar marcha atrás al movimiento de legalización de drogas en Estados Unidos, indicó Ruben Baler, del Instituto Nacional de Abusos de Drogas de Estados Unidos. No obstante, opinó que la legislación uruguaya "no puede depender" de la política estadounidense.

Jeff Sessions y Donald Trump
Jeff Sessions y Donald Trump

Según explica Baler, el negocio de cannabis legal en Estados Unidos "se está haciendo en efectivo [dado que] no hay puntos de conexión entre la ley federal y las iniciativas de los estados". Además, agregó que los primeros estudios de los estados que han legalizado la sustancia no parecen revelar una relación entre la legalización y el consumo, aunque se identificó un "leve incremento" en las consultas por intoxicaciones.

El gobierno uruguayo prometió presentar a los farmacéuticos una propuesta o alternativa oficial a las nuevas restricciones entre el lunes y el martes de la semana que viene. "Estamos expectantes, esperamos que se encuentre una solución y en ese momento convocaremos a todas las farmacias para darles una información pertinente y veraz", dijo Durán.

José Mujica, ex presidente de Uruguay
José Mujica, ex presidente de Uruguay

Por otro lado, Mujica llamó a la "burocracia financiera" a solucionar el inconveniente inadvertido. En una conferencia de prensa, el ex presidente recordó que "la Ley de Regulación del Cannabis fue una decisión soberana del Parlamento" uruguayo y que, por lo tanto, debe ser respetada: "La alta burocracia financiera tiene que encontrar un camino para respetar lo esencial de la democracia".

"No se puede permitir que no encuentren una solución. Ahí está la red de pagos y otros mecanismos. Si no pueden, que se vayan y que venga gente que tenga capacidad de encontrar una salida", agregó.

LEA MÁS: