La Fiscalía Administrativa de la Prefectura Central de Carabineros se encuentra en el medio de una polémica en Chile, después de que decidiera sancionar durante cuatro días a Olga Castro, acusada de amamantar durante su jornada de trabajo.

La sanción, de acuerdo con medios chilenos, llegó dos meses después de que la mujer denunciara a través de un video que difundió en las redes sociales que la capitana Paula Mella le había prohibido alimentar a su hijo.

La institución argumenta, según un documento al que tuvo acceso el sitio local T13, que "prohíbe a todo el personal de Carabineros adoptar iniciativas individuales para registrar, almacenar, difundir o publicar cualquier título en redes sociales o en cualquier medio o tipo de soporte, imágenes propias o de terceros, audios o documentos alusivos a instalación, procedimientos policiales o administrativos".

Además, el texto indica que "la Cabo 1º Castro Muñoz no siguió el conducto establecido para plantear la situación que le afectaba y decidió difundir aquellos archivos (…), permitiendo que con ello, dichas imágenes y audios fueran difundidas en los distintos medios de comunicación social, dañando de esta forma la imagen institucional".

El informe propone una "sanción disciplinaria consistente en cuatro días de arresto con servicios", que fue finalmente adoptada el miércoles, reabriendo la polémica sobre los derechos laborales de las madres.

Por su parte, la capitana Mella fue trasladada de su unidad original hasta la Prefectura de la Familia, pero finalmente la institución retrocedió en su determinación, mientras que la investigación administrativa en su contra terminó con una amonestación. Se espera que en las próximas horas la institución entregue alguna versión sobre lo ocurrido.

En el video difundido por Olga Castro puede verse un intercambio entre ella y otra cabo con su capitana, quien les comunica y muestra la normativa que les prohíbe amamantar durante la jornada de trabajo.

No es un problema de la institución, no es un problema de los empleadores. Es un problema suyo personal

"Yo soy su jefe operativo", indicó la capitán en la segunda instancia, quien -con la Orden General y el Código del Trabajo en mano- reiteró que las funcionarias deben velar que su condición de madre no afecte los servicios.

"Ese no es un problema de la institución, no es un problema de los empleadores. Es un problema suyo personal", subrayó el oficial.

"¿Es sindicato esto?", dijo la capitán tras ser consultada por una subalterna acerca de las urgencias que pueden suceder con los menores, como una ida a médico o tener problemas con las personas que cuidan a los niños. "No puedo estarle solucionado el problema de que usted no tenga con quien cuidar a su hijo", sostuvo la mujer, quien agregó que todas las madres de Chile tienen el mismo inconveniente.

La sanción contra Castro reabrió rápidamente la polémica, generando reacciones contrarias a la decisión de Carabineros, como se conoce la policía nacional chilena.

Por caso, la diputada del Partido Comunista y ex dirigente estudiantil Camila Vallejo arremetió contra la decisión: "Mejoremos la imagen institucional de Carabineros de Chile respetando el derecho a fuero maternal, el derecho a amamantar, por ejemplo".

"¡No es posible que valga más la 'imagen institucional' que la protección de los derechos de las mujeres y las madres!", publicó en su cuenta de Twitter la congresista.

El jefe de la Zona Metropolitana Oeste, general Andrés Gallegos, aseguró también no compartir lo sucedido. "No vamos a aceptar vulneración de derechos", sentenció en conversación con el local 24 horas.

A su vez manifestó que la protección de la maternidad es de interés tanto institucional como del general director mismo.

LEA MÁS: