Un día después de la revelación de una grabación en la que el presidente de Brasil, Michel Temer, avala la compra del silencio de Eduardo Cunha, ex jefe de la Cámara de Diputado detenido en el marco de la investigación por corrupción en Petrobras, este jueves cayó el primer funcionario del gabinete del jefe de Estado brasileño.

Bruno Araújo, ministro de Ciudades, dimitió de su cargo tras desatarse el escándalo el miércoles por la noche, luego de las declaraciones del dueño del frigorífico JBS, Joesley Batista, citadas por el diario O´Globo.

Ahora, Araújo debe comunicar su decisión al palacio presidencial del Planalto, según confirmó ese periódico este jueves.

O´Globo indica que luego de conversaciones con diputados de su bloque, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el funcionario reconoció que no están dadas las condiciones para permanecer en el Gobierno de Temer.

El presidente de Brasil advirtió a sus legisladores más cercanos que su Gobierno no caerá por las acusaciones acerca de que fue grabado intentando comprar el silencio de Cunha, testigo potencial de una gran investigación por sobornos, aseguró uno de los presentes en la reunión a la agencia Reuters.

Michel Temer, presidente de Brasil, en medio de un escándalo de corrupción
Michel Temer, presidente de Brasil, en medio de un escándalo de corrupción

"No voy a caer", repitió el mandatario en reiteradas ocasiones, según relató el senador Sérgio Petecão, del PSDB.

En la reunión, que tuvo lugar a las 8:00 de la mañana (hora local), Temer dijo a los parlamentarios que es víctima de una "conspiración" desde el mismo momento en que su Gobierno empezó a tener éxito.

Por su parte, este jueves el Tribunal Supremo de Brasil autorizó una investigación contra Temer.

El magistrado Edson Fachin, instructor del caso Petrobras en el Supremo, dio luz verde al pedido realizado por la Procuraduría General de la República, por lo que Temer pasa a ser formalmente investigado en el marco de la operación Lava Jato, según informó el diario OGlobo.

LEA MÁS: