Michel Temer sostuvo que dejará que la Justicia “cumpla con su trabajo” (Reuters)
Michel Temer sostuvo que dejará que la Justicia “cumpla con su trabajo” (Reuters)

Michel Temer aseguró que su gobierno "seguirá funcionando" luego de que la Corte Suprema de Brasil abriera una investigación por corrupción sobre ocho de sus ministros.

El tribunal supremo anunció el martes que inició investigaciones sobre al menos 108 políticos de alto nivel, en el marco del caso de corrupción conocido como Lava Jato.

La investigación ha expuesto los sobornos por miles de millones de dólares que compañías brasileñas, entre ellas la constructora Odebrecht, pagaron a numerosos políticos.

La pesquisa amenaza con descarrilar al gobierno de Temer y paralizar al Congreso.

La cifra de investigaciones abiertas es impresionante: afectarán a 24 senadores —uno de ellos, un ex presidente—, 39 diputados, ocho ministros y tres gobernadores.

La decisión de la Corte llegó luego de las declaraciones de empleados y ex empleados de Odebrecht (AFP)
La decisión de la Corte llegó luego de las declaraciones de empleados y ex empleados de Odebrecht (AFP)

La máxima corte de justicia de Brasil solicitó a los tribunales de menor instancia que decidan si proceden con pesquisas contra otros 200 políticos; entre ellos, tres ex presidentes.

La evidencia en los casos derivó de los testimonios que empleados y ex empleados de Odebrecht rindieron ante fiscales a cambio de menores sanciones.

Como las investigaciones afectan a un tercio del Gabinete, hay preocupaciones de que pongan en peligro las reformas de Temer a la seguridad social y la ley laboral, cambios cruciales para restaurar el crecimiento económico tras dos años de recesión.

El mismo jefe de Estado fue mencionado en algunas de las decisiones del juez sobre abrir investigaciones, pero como presidente tiene inmunidad temporal frente a cualquier delito que hubiera cometido antes de asumir la presidencia.

Ocho ministro de Temer son investigados por corrupción (AFP)
Ocho ministro de Temer son investigados por corrupción (AFP)

Aunque el anuncio del martes dispersó a los legisladores con vistas al receso por el fin de la Semana Santa, Temer mantuvo el miércoles su programa de actividades mientras intentaba dejar de lado el escándalo.

"Tenemos que seguir adelante con el gobierno", manifestó durante la ceremonia de firma de una medida para impulsar el avance de las mujeres. "Si no somos cuidadosos, pronto la gente dirá que el (Poder) Ejecutivo no funciona, el Legislativo tampoco ni el Judicial. No es así".

Temer no mencionó el escándalo explícitamente, pero ante las consultas de los periodistas respondió: "Dejaré que el Poder Judicial cumpla su trabajo".

El procurador general de Brasil investigará ahora las acusaciones y decidirá si los acusados deben ir a juicio.

El presidente brasileño declaró recientemente que cualquier ministro que sea llevado a juicio deberá dejar el cargo. Hasta el momento, todos han rechazado haber incurrido en alguna irregularidad.

Con información de AP

LEA MÁS: