Un total de 120 líderes sociales y defensores de derechos humanos han sido asesinados en Colombia en los últimos 14 meses, según informó este viernes la Defensoría del Pueblo.

"En los últimos 14 meses (la Defensoría del Pueblo) tiene una cifra de 120 homicidios en defensores de derechos humanos y líderes sociales, además de 33 atentados y 27 agresiones a este mismo grupo poblacional", declaró a la prensa el defensor Carlos Negret, titular del organismo estatal que vela por los derechos humanos en Colombia.

De acuerdo a los registros de la Defensoría, los hechos violentos ocurrieron en los departamentos de Antioquia, Arauca, Atlántico, Bolívar, Caquetá, Casanare, Cauca, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, La Guajira, Magdalena, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Risaralda, Santander, Tolima y Valle del Cauca.

Esto quiere decir que de los 32 departamentos que tiene Colombia, en más de la mitad del país los defensores han sido asesinados, agredidos o amenazados.

La Defensoría del Pueblo exigió a las autoridades que proteja a los líderes sociales y defensores de derechos humanos que en estos momentos se encuentran en peligro.
La Defensoría del Pueblo exigió a las autoridades que proteja a los líderes sociales y defensores de derechos humanos que en estos momentos se encuentran en peligro.

Según Negret "el retiro de las FARC de las zonas donde antes ejercían control ha posibilitado el ingreso de nuevos actores armados que se disputan el dominio territorial y económico".

Lo anterior, agregó el Defensor, "ha impactado especialmente a organizaciones que se dedican a la defensa de los derechos humanos y la construcción de paz, quienes se encuentran expuestas a estigmatizaciones y señalamientos constantes con ocasión de su labor".

En virtud del acuerdo de paz firmado entre el Gobierno colombiano y las FARC el 24 de noviembre en Bogotá, los guerrilleros se concentraron en 26 zonas veredales transitorias de normalización (ZVTN) desde donde se preparan para dejar las armas.

Según la Defensoría, estas violaciones a los derechos humanos son generalizadas al tener un número significativo de víctimas, pertenecientes a grupos de características semejantes, y sucedidas en un mismo periodo y espacio geográfico.

El retiro de las FARC de las zonas donde antes ejercían control ha posibilitado el ingreso de nuevos actores armados

Ante la situación, la Defensoría llamó a las autoridades "a tomar acciones urgentes para blindar moralmente y proteger a las posibles víctimas, organizaciones y movimientos sociales".

Urgió a la Fiscalía de Colombia que las investigaciones por estos crímenes las asuma la Unidad Especial de Investigación creada por el acuerdo de paz.

También pidió fortalecer las labores de inteligencia que permitan desmantelar los grupos armados que violan los derechos humanos de esta población.

La Defensoría anunció que próximamente entregará a las autoridades un Informe Especial de Riesgo en el que detalla las condiciones de tiempo, modo y lugar en que ocurrieron los asesinatos para que se "adopten las correspondientes medidas de protección y prevención urgente".

(Con información de EFE y AFP).

LEA MÁS: