El ELN es la máxima preocupación del gobierno colombiano (AFP)
El ELN es la máxima preocupación del gobierno colombiano (AFP)

El gobierno de Colombia repudió este jueves un ataque atribuido al grupo terrorista ELN que dejó dos soldados heridos, poco antes de una rueda de prensa de ambas partes sobre los diálogos de paz iniciados la semana pasada en Quito.

El jefe de la delegación de paz del gobierno, Juan Camilo Restrepo, deploró en Twitter que días atrás, mientras en la capital ecuatoriana representantes del ELN avanzaban en el estudio de "temas humanitarios", en la carretera a Villavicencio, a 90 km de Bogotá, rebeldes atentaban contra una patrulla del Ejército.

"No se nota coherencia", agregó. Además, llamó a "preservar el buen clima en pro de la paz".

Por su parte, el ELN respondió con un mordaz mensaje en el que mostró su desconfianza a la disposición anunciada por el Gobierno para lograr un cese del fuego, que no fue alcanzado en el proceso con las FARC hasta cuatro años después de instalada la mesa.

El comandante del Ejército, general Alberto José Mejía, informó el miércoles en Bogotá de un ataque atribuido al grupo terrorista, que estos días conmemora las muertes de los sacerdotes Manuel Pérez y Camilo Torres, dirigentes emblemáticos de esta guerrilla.

Mejía dijo que una patrulla militar fue atacada el martes por la noche con un artefacto explosivo improvisado cerca de Guayabetal, en la vía Bogotá-Villavicencio, lo que dejó a dos uniformados heridos con esquirlas y dos en situación de aturdimiento.

El ELN, alzado en armas desde 1964 y con unos 1.500 combatientes según fuentes oficiales, no se pronunció sobre el hecho.

El gobierno de Juan Manuel Santos y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), única guerrilla activa en Colombia tras la firma de la paz con las FARC, instalaron el 7 de febrero en Quito una mesa formal de negociaciones para acabar más de medio siglo de conflicto armado.

Este jueves, las partes emitieron un comunicado conjunto en el que repasaron los avances logrados en los primeros encuentros formales.

Santos, flamante Nobel de Paz, aspira a cerrar un acuerdo con el ELN para alcanzar la "paz completa", tras la firma en noviembre de un histórico pacto con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), principal y más antigua guerrilla del país.