Gabriel García Morales, viceministro de Transporte durante el Gobierno de Álvaro Uribe.
Gabriel García Morales, viceministro de Transporte durante el Gobierno de Álvaro Uribe.

Las autoridades colombianas detuvieron a Gabriel García Morales, viceministro de Transporte durante el Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010), por su supuesta implicación en el caso de los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, informó el jueves el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

"La Fiscalía tiene evidencia de que el señor García exigió el pago de 6,5 millones de dólares para garantizar que Odebrecht fuera la única firma habilitada para la licitación del tramo dos de la Ruta del Sol, excluyendo a otros competidores, para que le fuera otorgada la concesión, como ocurrió", dijo Martínez en una rueda de prensa.

En las próximos días, agregó Martínez, la Fiscalía acusará a García de los delitos de cohecho, interés indebido en la celebración de contratos y enriquecimiento ilícito.

García Morales, primer detenido en Colombia por el caso de Odebrecht, fue director del extinto Instituto Nacional de Concesiones (INCO) y viceministro de Transporte en el Gobierno de Uribe.

La Fiscalía avanzará hasta establecer la totalidad de terceros y servidores públicos que tienen responsabilidad en los hechos delictivos hallado

Los pagos de la adjudicación del tramo dos de la Ruta del Sol, vía que comunica el interior del país con la Costa Caribe, se realizaron a través del Departamento de Operaciones Estructurales de Odebrecht, agregó la Fiscalía en un comunicado.

Según documentos publicados el pasado 21 de diciembre por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África, entre ellos Colombia, en donde habría pagado más de 11 millones de dólares entre 2009 y 2014.

(Reuters)
(Reuters)

A partir de esas publicaciones, la Fiscalía comenzó una investigación en la que logró "establecer que la firma Odebrecht efectuó pagos para obtener varios contratos de obra en Colombia".

"Un primer ilícito por 6,5 millones se llevó a cabo para lograr la adjudicación de la concesión, por el Instituto Nacional de Concesiones (INCO)", explica la Fiscalía.

La suma restante para completar 11,1 millones de dólares se utilizó para obtener otras obras públicas con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) durante la actual Administración.

La Fiscalía informó que Odebrecht solicitó un principio de oportunidad a la Fiscalía para colaborar en el proceso y obtener inmunidades.

Con información de EFE.