La tecnología ha llegado para cambiar todo aspecto de nuestra vida y el proceso educativo no podía ser la excepción. Distintas plataformas han salido al mercado para ofrecer nuevas opciones de enseñanza a millones de personas alrededor del mundo que no disponen del tiempo para asistir a una universidad tradicional, con cargas horarias y expectativas de asistencia obligatoria que en la gran mayoría de los casos no contemplan la necesidad de muchas personas de trabajar para subsistir.

El aumento de la demanda por educación más accesible y con la tecnología como protagonista del proceso de formación, alimentará el significativo crecimiento de dicha industria para el futuro cercano, siendo el 2017 el año en el que proveedores de educación online apuntarán hacia la oferta credenciales educativas más solidas. Los cursos promedio más demandados hoy día se manejan en torno a las cuatro semanas de duración, pero son cada vez más los que buscan experiencias de mayor duración e impacto.

Hoy la tecnología y la educación trabajan de par en par para mejorar la experiencia de aprendizaje y los métodos convencionales en los que profesores imparten conocimiento a sus alumnos mediante anticuados manuales y libros.

Entre la variedad de beneficios que brinda la educación electrónica conocida comúnmente como "E-learning" se encuentran la posibilidad de acceder al conocimiento desde cualquier parte siempre y cuando haya una conexión a la red eliminando distintas barreras geográficas y logísticas, lo que permite que alguien en Latinoamérica pueda "entrar en contacto" con educadores a cientos de kilómetros de distancia.

Otra desventaja de las universidades tradicionales es que un profesor debe dividir su tiempo entre clases compuestas en ocasiones por decenas de alumnos, lo que hace que la educación no sea personalizada y muchas veces los alumnos no tengan oportunidad de revisar conceptos y mejorar la asimilación de los contenidos. En cambio, las clases virtuales permiten que estudiantes de distintos niveles trabajen cada uno a su propio ritmo, contando con la supervisión más personalizada de los profesores a la distancia.

Además, la mayor agilidad en lo que respecta al proceso de corrección de evaluaciones mejorar no sólo la transparencia del proceso sino también los tiempos que se manejan desde que los alumnos se presentan a rendir los exámenes hasta que son corregidos.

Expertos aseguran que la educación online se posicionará como una solución vital para reducir las brechas en lo que respecta a habilidades laborales en equipos de trabajo de grandes y medianas corporaciones. Pero no son sólo los individuos quienes buscan soluciones educativas sino también privados y oficinas gubernamentales.

La noción de que una persona termina su carrera universitaria dando por concluida su educación es hoy cosa del pasado y la especialización que demanda el mercado laboral moderno resalta la necesidad de extender el periodo formativo y de capacitación no sólo durante el periodo de estudios sino a lo largo del desarrollo profesional.

Rick Levin es el CEO de Coursera, la plataforma educativa que salió al mercado hace sólo cuatro años reduciendo de manera significativa los costos, distancia y barreras que separaran a las personas de su educación universitaria. Más de 23 millones de usuarios de todo el mundo se han registrado a la plataforma que brinda acceso a universidades e instructores de renombre internacional.

"Hoy día los cursos en español representan el segundo idioma más popular en la plataforma Coursera", aseguró el directivo de la empresa que ofrece más de 1.700 cursos diferentes que se pueden comenzar en cualquier momento, dejando atrás los esquemas rígidos que manejan las universidades que en muchos casos obligan a los estudiantes a esperar por meses para comenzar un nuevo semestre.

"Si combinas nuestros cursos con el contenido ofrecido por otros sitios educativos, existen en la actualidad decenas de miles de cursos a disposición de la gente", dijo, y aclaró que para ayudar a los interesados a escoger entre tantas opciones han lanzado un motor de recomendaciones que básicamente hace de orientador vocacional de la era digital.

Luego de lanzar la plataforma en idioma español el pasado septiembre, Coursera ha duplicado el numero de estudiantes inscriptos en la región alcanzando los 3.6 millones de personas cerrando a la vez distintas alianzas con instituciones de prestigio como la Universidad Nacional Autónoma de Mexico, Universidad Austral de Argentina, y la Universidad de los Andes en Colombia.

Entre los hitos alcanzados han alcanzado 1 millón de usuarios en México y medió millón en Colombia y lanzaron un programa en conjunto con la Casa Blanca para ofrecer cursos a refugiados en conjunto con organizaciones sin fines de lucro alrededor del mundo, dando acceso a personas obligadas a abandonar sus estudios o que nunca tuvieron acceso a educación terciaria o universitaria a cursos que les brindarán credenciales de universidades líderes.

Las categorías educativas más demandadas por estudiantes de Latinoamérica, basado en las inscripciones del año pasado, son Negocios, en primer lugar, seguido por Desarrollo Personal, Ciencias Sociales, Física e Ingeniería y Ciencias de la Computación.

Entre los cursos más populares ofrecidos en la región durante 2016 se encuentran el de Finanzas Personales, Robótica, Álgebra Básica, Ser Más Creativos y Cómo Construir tu Vivienda de la Universidad Nacional Autónoma de México, Primeros Auxilios Psicológicos de la Universidad Autónoma de Barcelona y Fundamentos de Finanzas Empresariales de la Universidad de los Andes.

Muchos de los estudiantes de la región que han decidido comenzar a tomar cursos online destacan la posibilidad de poder grabar las clases para poder repasar conceptos en cualquier momento y valoran el hecho de que no existan barreras generacionales, permitiendo que personas de todas las edades cumplan con sus objetivos educativos.