(Reuters)
(Reuters)

Venezuela mantuvo en noviembre su alta tasa de inflación, que acumuló un alza anualizada de 784,5 por ciento, según reportó el portal La Patilla con datos provenientes del Banco Central y el Instituto Nacional de Estadística.

En noviembre, el índice de inflación llegó al 21,9 por ciento (superando por cuarto mes consecutivo la barrera del 20%), con lo que la tasa acumulada entre diciembre de 2015 y noviembre de 2016 llegó al 662,1 por ciento.

Así, el aumento de precios en Venezuela superará largamente en 2016 a las proyecciones del Fondo Monetario Internacional, que prevé un 475 por ciento al cierre de este año.

Por su parte, el Banco Central no ha informado oficialmente la tasa estimada, que cerró en 180,9 por ciento en 2015. Sin embargo, presentó esta semana el nuevo cono monetario de seis nuevos billetes de 20.000, 10.000, 5.000, 2.000, 1.000 y 500, y tres monedas de 100, 50 y 10 bolívares como adaptación al constante aumento de precios.

Muchos comerciantes optan por pesar los billetes en lugar de contarlos
Muchos comerciantes optan por pesar los billetes en lugar de contarlos

El billete de 20.000, que será el mayor en circulación en la nación petrolera, tiene un valor 200 veces superior al de más alta denominación actual, que es la de 100 bolívares.

Desde la última modificación en la emisión (en 2008) hasta diciembre de 2015, último dato oficial del Índice de Precios, la moneda había acumulado un 2.357,9 por ciento de inflación: es decir, que lo que un venezolano podía adquirir con 100 bolívares en enero de 2008, podía costarle a finales del último año más de 2.000, y mucho más en 2016 con la profundización de la crisis económica y una inflación disparada.

Además, La Patilla citó a estudios económicos y aseguró que el efecto de la reciente depreciación del bolívar se sentirá con mayor intensidad en este diciembre y en enero y febrero de 2017.

LEA MÁS: