Unos 150 rescatistas de los equipos de socorro fueron desplegados a la zona montañosa de Antioquia, donde se estrelló el avión que transportaba al plantel de Chapecoense, una tragedia que dejó 71 muertos.

El accidente se produjo antes de la medianoche, hora local. Sin embargo, las labores de rescate se suspendieron durante la madrugada del martes, debido a las condiciones climatológicas y la oscuridad, "en una zona de muy difícil acceso", explicaron las autoridades. Por ello, el operativo se retomó a las 6 de la mañana (11 GMT).

Para llegar a esa colina, los rescatistas deben recorrer más de media hora a pie con las camillas. Pasadas las 12, el alcalde de Medellín indicó que estaba rumbo al lugar y que había activado los protocolos de emergencia.

Por su parte, la Policía de Antioquia compartió imágenes de las labores de rescate cuando ya contaban con la luz solar.

En esas tareas, se logró rescatar al jugador Hélio Nieto, quien estaba atrapado en el interior del fuselaje. El deportista, explicó un bombero, fue rescatado en "pésimas condiciones, inestable hemodinámicamente, con trauma craneoencefálico severo, fracturas abiertas de miembros inferiores, trauma de tórax y abdomen".

El siniestro ocurrió en cerro Gordo, entre los municipios de La Ceja y La Unión, en el departamento de Antioquia, informó el aeropuerto José María Córdova de Rionegro, que sirve a Medellín, en un comunicado.