Algunas versiones indican que existe una inminente orden de captura contra Lula (@eldiarioec)
Algunas versiones indican que existe una inminente orden de captura contra Lula (@eldiarioec)

Después de algunos rumores que indican que podría ser detenido, Luiz Inacio Lula da Silva volvió a defenderse y apuntó contra quienes lo acusan por corrupción. "Están destruyendo la democracia en Brasil", señaló el ex presidente, quien está involucrado en varias causas del caso conocido como Lava Jato.

El dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) sostuvo que quienes lo acusan están "condenados" a declararlo culpable como parte de una "persecución política" en su contra.

"No puedo callarme ante los abusos cometidos por agentes del Estado que usan la ley como instrumento de persecución política", escribió el ex mandatario (2003-10) en un artículo de opinión publicado este martes en el diario Folha de Sao Paulo.

"Saben que no robé, que no fui corrupto ni intenté obstruir a la Justicia", pero "se convirtieron en prisioneros de las mentiras que crearon, la mayoría de las veces a partir de reportajes facciosos y mal investigados. Están condenados a condenar y deben estar considerando que si no me prenden, serán ellos los desmoralizados ante la opinión pública", apuntó.

Ante la posible detención de Luli, manifestantes se acercaron a su casa para darle su apoyo (EFE)
Ante la posible detención de Luli, manifestantes se acercaron a su casa para darle su apoyo (EFE)

Lula afirmó además que los procesos en su contra son un intento por "destruir los fundamentos de la democracia en Brasil".

"Intento comprender esta cacería como parte de la disputa política, aun cuando sea un método repugnante de lucha. No es a Lula a quien pretender condenar: es al proyecto político que represento. En el intento de destruir una corriente de pensamiento, están destruyendo los fundamentos de la democracia en Brasil", agregó.

El ex presidente de Brasil enfrenta juicios por corrupción, lavado de dinero, tráfico de influencias y presunta obstrucción de la Justicia, en el marco de la investigación Lava Jato sobre millonarios desvíos de dinero en la petrolera estatal Petrobras.

LEA MÁS:

Una vez más, Lula rechazó todos esos cargos: "Jamás practiqué, autoricé o me beneficié de actos ilícitos en Petrobras".

En los últimos días circularon fuertes versiones sobre una inminente detención del ex jefe de Estado. Algunos de sus partidarios incluso han llegado hasta su casa en la ciudad de Sao Bernardo do Campo en la región metropolitana de San Pablo para manifestarle su apoyo.

Con información de AFP