Porno Para Ricardo nació como una banda como cualquiera a fines de 1998 con el objetivo de darle a Cuba la cuota de "rock and roll" que, según su líder, Gorki Águila, estaba faltando en la isla. Pero el estilo transgresor, fiel a la esencia de de ese género musical, no tenía lugar en el régimen castrista, que de a poco fue censurando al grupo de punk rock, hasta el día de hoy que no puede presentarse públicamente.

En diálogo con Infobae, Gorki Águila y la bajista Lía Villares, repasaron estos años de acoso y censura por parte de la dictadura cubana y denunciaron que los cambios que el régimen intenta mostrar, a partir del proceso de normalización de relaciones con Estados Unidos, son "un fraude".

"Esto de meternos directamente con el régimen fue como un proceso. En la medida en que ellos se iban metiendo con nosotros, nosotros teníamos la necesidad de hacer canciones, y de proyectarnos de una manera más agresiva hacia ellos", señaló el líder de la banda cubana.

Águila recordó que ya desde el inicio el grupo musical no tenía cabida. "Porno para Ricardo era un nombre que no se tragaba mucho en los medios. Desde el primer momento no eramos bienvenidos".

Gorki Águila aseguró que es vigilado por las autoridades castristas las 24 horas
Gorki Águila aseguró que es vigilado por las autoridades castristas las 24 horas

Los integrantes de la banda coincidieron en que el rock en Cuba al principio "era la música del enemigo". Villares remarcó que incluso hoy en día "prácticamente no hay especio" para ese género musical. "Las canciones de grupos que son aceptados deben responder al discurso oficial. Lo que más se hace son covers", añadió.

El líder del grupo explicó que con el paso del tiempo la censura "pasó a otros niveles". A tal punto que en 2003 Águila fue condenado a cuatro años de prisión, luego de haberle entregado dos pastillas de anfetaminas a una mujer, que resultó ser agente del régimen castrista. El músico consideró ese episodio como "una trampa". Finalmente, cumplió dos años y salió en libertad condicional por la presión de artistas locales e internacionales.

"Yo salí de prisión con más resentimiento y odio hacia el régimen", reconoció. Y agregó: "El plan que ellos tenían era darme un escarmiento".

Porno Para Ricardo canta contra las violaciones del régimen castrista
Porno Para Ricardo canta contra las violaciones del régimen castrista

Lejos de amedrentarse luego de dos años tras las rejas, "desde 2005 el repertorio de Porno Para Ricardo se volvió mucho más directo contra el régimen".

"Cuando pasamos a tener un lenguaje mucho más explícito contra Castro pasamos al aislamiento absoluto", señaló Villares. "La censura del régimen busca apartarte, dejarte solo", aportó su compañero de banda.

"Coma-andante" es sin dudas el tema que más enfureció a la dictadura cubana. El mismo está directamente dedicado a Fidel Castro, y repite en varias ocasiones uno de los peores insultos en la isla: "¡No coma tanta pinga, Coma-Andante!".

"Ese tema nos aseguró la total censura dentro de Cuba. Nos han quitado el derecho de tocar ante nuestro público", apuntó Águila, quien es acosado por las autoridades cubanas las 24 horas del día al tener una cámara de seguridad justo frente a su domicilio.

"'No coma tanta pinga comandante' es la mayor falta de respeto que se puede tener contra el líder", explicó la bajista de la banda punk rock que, pese a las constantes censuras y abusos, nunca pensó en irse de la isla.

Incluso los integrantes de PPR además de artistas, son "activistas". "Tratamos de ir a apoyar a las Damas de Blanco", aseveró Villares, quien denunció que esas mujeres son golpeadas por las autoridades del régimen y muchas veces sometidas a torturas: "Las colocan en autos policiales totalmente hermeticos a pleno sol".

Águila y Villares coincidieron en que "los Castro han buscado una estrategia para influir en ciertos gobiernos de América Latina", como el caso de Hugo Chávez en Venezuela. "Son planes de Castro. Él exporta todo el comunismo; antes lo hacía con la violencia", subrayó Águila.

LEA MÁS:

Mientras el mundo se muestra expectante sobre el futuro de la isla, en medio del proceso de normalización de relaciones con Estados Unidos y la etapa post-Castro –el dictador Raúl aseguró que en 2019, cuando finalice su mandate, se va-, los músicos en cambio se muestra excépticos y críticos con la situación actual.

"Lo que viene después de Raúl es castrismo. Lo que están planeando es pasarse el poder entre ellos. Es una dinastía".

Con relación al acercamiento con Estados Unidos, Águila indicó que "lo que está pasando es muy malo". "Subió la represión, todo el dinero va a parar a manos de los Castro; el pueblo no tiene acceso real a las cosas".

"Están vendiendo un cambio pero0000 es un fraude", concluyó.

A su regreso de Buenos Aires, donde tocaron en la Universidad Di Tella,  Villares fue retenida en el aeropuerto internacional de La Habana durante cuatro horas. Los uniformados buscaban requisar el equipaje de la artista, quien se negó a ese acoso. Acto seguido fue trasladada a una unidad policial de Santiago de Las Vegas.

A Gorki Águila, en tanto, le requisaron las prendas con el logo de la banda e inscripciones contra el régimen.