El músico y lider de la banda El otro Yo, Cristian Aldana, se presentó ayer en la marcha "Ya no callamos más", en repudio a los abusos sexuales en el ámbito del rock que se realizó en el Obelisco porteño y que lo tienen como uno de los principales denunciados. Con una actitud provocadora frente a los manifestantes, Aldana se presentó vestido de monja con guitarra en mano, para señalar el acto como una "difamación" y cantar que "el amor disipa al odio".

La manifestación fue organizada a través de las redes sociales tras la denuncia que dos chicas le hicieron a José Miguel del Pópolo, cantante de la banda rock indie "La Ola Que Quería Ser Chau", a quien acusaron de abuso sexual. También fue impulsada por una ex pareja de Aldana, acusado penalmente por delitos de abuso sexual agravado y corrupción de menores.



El cantante de El Otro Yo había anticipado en su cuenta de Facebook que se presentaría sólo en la manifestación, a pesar de las advertencias de sus propios fans de que podría salir lastimado, y las críticas de sus detractores que lo acusaron de querer

"victimizarse".


"Quiero mirar a los ojos a la mentira y a la difamación profunda, quiero decir mi verdad. Voy a cantar mi canción nueva.
Quiero terminar con esta tormenta que afecta a mi familia y mi banda de rock "El Otro Yo". Estoy seguro de que la única forma es enfrentar esta mentira en persona, no tengo miedo. Nunca el odio le gana al odio.
Solo el amor disipa el odio", escribió Aldana en su fan page, donde tiene más de siete mil seguidores.



Finalmente, ayer Aldana se presentó en la marcha y cantó frente a las manifestantes vestido de monja. Efectivos policiales que se encontraban en el lugar realizaron una suerte de cordón para evitar agresiones entre los manifestantes y el músico, quien se encontraba

acompañado de su novia y un puñado de seguidores.


Con su particular atuendo, el músico quedó cantando de un lado del "cerco" y fue increpado por la policía para que se alejara del lugar. Finalmente, se retiró caminando por las calles del microcentro junto a su pareja, seguido por un grupo de chicos y chicas que lo insultaban y señaban como abusador.




Entre abril y mayo, Cristian Aldana, ex candidato diputado del Frente Para la Victoria fue denunciado de cometer abuso sexual por al menos siete mujeres, algunas de ellas menores de edad en el momento de los presuntos ataques. Afirman las denunciantes que hay muchos casos más de jóvenes que fueron víctimas de Aldana, pero que

aún no se animan a hablar.


La investigación de los nuevos hechos comenzó cuando la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM) advirtió la existencia de denuncias públicas realizadas por las víctimas en un perfil de la red social Facebook.



Según se informa en la página del Ministerio Público Fiscal, "personal capacitado en violencia de género recibió el testimonio de seis mujeres, quienes

relataron situaciones de abuso sexual que sufrieron de manera personal, por parte de Aldana, desde muy temprana edad

y afirmaron que otras niñas habrí­an sido ví­ctimas de hechos similares".




La denuncia fue presentada por la UFEM el martes ante el juzgado de instrucción 17, a cargo actualmente de Roberto Ponce, con intervención de la fiscal 38, Betina Vota, y en ella Aldana está acusado de "abuso sexual agravado y corrupción de menores".



Durante las entrevistas con las jóvenes, de las que participaron profesionales de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Ví­ctimas (DOVIC), "todas las denunciantes afirmaron que se habí­an animado a contar lo que les habí­a ocurrido a partir de la denuncia pública de una joven contra el lí­der de otra banda de rock, que se viralizó por las redes sociales".



"Ellas se contactaron a través del perfil

de la red social Facebook y tomaron la decisión de denunciar los hechos en conjunto", añade el escrito.