El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, estimó este miércoles que la tasa de inflación para el próximo año se ubicará "entre el 12 y 17 por ciento", en su presentación en el Senado para informar sobre los alcances de las políticas monetarias, cambiarias y financieras.

Durante su intervención, el funcionario explicó que se prevé que la estimación de la inflación para el año próximo "se fijará entre 12 y 17 por ciento, no sé cuál es el número que maneja el ministro de Finanzas (Alfonso Prat-Gay), pero yo apunto a que esté en la parte más baja".

Asimismo, Sturzenegger aseguró que "en el primer trimestre no se han modificado las condiciones económicas de los últimos cuatro años".

El presidente del Banco Central ratificó que la tasa de interés de las LEBAC va a bajar "cuando la inflación sea baja", y garantizó que se organismo tiene una "actitud vigilante para intervenir en el mercado de cambios cuando sea necesario".

"¿El 38% es mucho o poco? Todos los días nos levantamos con esa pregunta. La tasa va a ser baja cuando la inflación sea baja", enfatizó el funcionario. Esta semana la autoridad monetaria bajó 75 puntos básicos la tasa de la LEBAC a 35 días, hasta 36,75 por ciento.

Para Sturzenegger, la emisión de Letras que viene realizando durante su gestión "no fue graciosa ni se dio alegremente. Se hizo para que la presión (monetaria) no se fuera a los precios. Pero no estamos contentos con el stock" actual.

"Queremos la tasa de interés más baja con el crecimiento más grande. Los que tenían LEBAC en febrero perdieron un montón de plata. La inversión siempre uno la toma según las expectativas hacia adelante", evaluó.

El jefe de la autoridad monetaria se expresó así ante un plenario de las Comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Economía Nacional e Inversión de la Cámara de Senadores.

"Queremos la tasa de interés más baja con el crecimiento más grande"

Apreció que el Banco Central tiene como meta lograr una inflación del 5% anual en 2019, detalló que "hoy la inflación asumida es del 25 por ciento" y adelantó que el mes próximo se difundirá un índice de inflación y en septiembre se "estarán definiendo las metas de inflación de la mano del ciclo presupuestario".

"Hoy no podemos tener metas de inflación completamente porque no tenemos publicación de índice de inflación", aceptó Sturzenegger, quien aún no cuenta con acuerdo del Senado para estar al frente del Banco Central y se encuentra ejerciendo su puesto en comisión.

En ese marco, Sturzenegger garantizó que el Banco Central mantendrá una "actitud vigilante para intervenir en el mercado de cambios cuando sea necesario".

"Nunca dije que íbamos a estar a la buena de Dios o del mercado. Vamos a tener una actitud vigilante e intervenir cuando sea necesario", puntualizó. Además, aseguró que el organismo que preside "no puede comprar a mansalva reservas porque se cae el objetivo de inflación".

Por ese motivo, dijo que "vamos a mantener este nivel de discrecionalidad. Vean que se dejó de hablar de las reservas, lo que tiene que ver con el régimen cambiario y monetario. Vamos a intervenir cuando el mercado sea necesario. Relájense, no necesitamos tantas reservas: hoy tenemos un exceso de oferta".

Por último, ratificó que el mes que viene comenzará a circular el nuevo billete de 500 pesos, y en octubre, el de 200.