163
163
"Trumpgloditas"

, dice el estandarte de los seguidores del magnate neoyorquino en la caritcatura publicada por

The Economist

.


En el dibujo, el precandidato republicano intenta entrar con su horda de seguidores a un castillo, en referencia a la obtención por la nominación a la presidencia y lo detiene un elefante, símbolo del Partido Republicano, con una clara consigna: "Técnicamente hablando, ¡todavía no ganaste!".


En la caricatura, a Trump lo detiene un elefante, símbolo del Partido Republicano

La caricatura, realizada por el reconocido dibujante de humor político Kevin Kallaugher, conocido como "KAL", muestra al elefante sin sus miembros, casi desarmado, sin un brazo y un escudo que yace en el piso y dice "GOP Old Guard" ("La vieja guarda republicana"), en relación a los integrantes del partido que no pudieron detener el ascenso de Donald Trump.


En la iconografía política de Estados Unidos y sobre todo en tiempos electorales, el elefante representa al Partido Republicano y el burro al Partido Demócrata.

Ambos animales aparecieron como sinónimo de los partidos a mediados del siglo XIX y fueron popularizados por el dibujante Thomas Nast para la revista Harper. En ese tiempo, los dibujos de humor político se destinaban a los editoriales de opinión y el poder de la iconografía podía cambiar la decisión de los votantes mediante la representación de esas ideas.

Donald Trump conferencia 1920 (4).jpg
Donald Trump es el pre candidato por los republicanos más cercano a la nominación

El primer demócrata representado por el burro fue el presidente Andrew Jackson, a quienes sus oponentes trataban de "tonto" en la elección de 1828 por sus ideas populistas. De ahí, la elección de un animal torpe asociado a la poca inteligencia y tozudez.

Por su parte, el elefante apareció por primera vez en una publicación de la revista Harper en 1874 en una caricatura de un zoológico donde el burro demócrata estaba disfrazado de león. El elefante simbolizaba en ese entonces la potencia imparable del voto republicano y quedó como un símbolo de la fuerza contundente de ese partido.


Para el humor político de EEUU, el elefante son los republicanos y el burro los demócratas

El 18 de julio se realizará la convención republicana donde los delegados del partido elegirán qué candidato los representa para las elecciones presidenciales. Al magnate norteamericano le restan 240 delegados para alcanzar el número de 1.237 que se requiere para la nominación automática.


Sin embargo, los integrantes del partido todavía diseñan la estrategia que les permita nominar a otro de los contendientes encabezados por el senador texano Ted Cruz.


La próxima parada en las elecciones primarias de EEUU es en el estado de Indiana y se votará el 3 de mayo, aunque todas las estrategias están basadas en el próximo Supermartes, a disputarse el 7 de junio, donde votarán seis estados.


LEA MÁS: