Totalmente quebrada, Ivana Nadal se sentó en el estudio de Intrusos. Puso la cara a dos días de que unas fotos íntimas que se había tomado en la cama se hicieran públicas. "Esto es como una trompada en la cara, pero hay que pararse y seguir", comentó la modelo y conductora.



"Esta parte de la fama no es divertida", agregó frente a la cámara de América. En la entrevista también reveló a quién estaban destinadas esas imágenes que se tomó y negó que fueran para el jugador de fútbol Jonathan Calleri. Las fotos eran para su novio, a quien conoce desde la primaria y con el que tuvo varias idas y vueltas en su vida amorosa. Actualmente están juntos de nuevos y en esos meses les compartió esas imágenes. ¿Cómo se filtraron? "A él se le rompió el teléfono y es la única alternativa que se nos ocurre. O pensar algo feo de sus amigos".


Sobre la versión de que las fotos eran para Calleri, acotó: "No nos conocemos. Vino una vez al programa de TyC Sports, Tiempo Extra, hace mil años. Sí en su momento cuando empecé a trabajar, te llegan mensajes de todos los jugadores, pero él ni eso".


Nadal aseguró que ella no quiere llevar este tema de las fotos a la Justicia, pero que la agencia que la representa, Multitalent, y Telefe seguirán de cerca todos los aspectos legales para frenar la difusión y encontrar un culpable.