Buscar en Infobae

Finanzas & Negocios martes 08 de marzo 2016

Las exportaciones chinas se derrumbaron más de 25% en febrero

Fue el mayor desplome para febrero en los últimos siete años. Los datos, peores que los previstos, aumentan los temores por la segunda economía del planeta

martes 08 de marzo 201612:16
Las importaciones chinas también cayeron en febrero el 13,8%, su 16.ª contracción mensual consecutiva, totalizando 93.600 millones de dólares
Las importaciones chinas también cayeron en febrero el 13,8%, su 16.ª contracción mensual consecutiva, totalizando 93.600 millones de dólares Crédito: Reuters

Las exportaciones del gigante asiático sufrieron en febrero su peor derrumbe en siete años pese a la debilidad del yuan, según las cifras oficiales divulgadas este martes, que aumentan la presión para que el país reoriente el eje de su crecimiento hacia el mercado interno.

Los datos, que fueron peores que los previstos por los analistas, incrementan además los temores de un "aterrizaje forzoso" de la segunda economía mundial, pocos días después de que el Gobierno recortara sus expectativas de crecimiento para 2016 y prometiera reformas para dinamizar la actividad.

Las exportaciones del gigante asiático totalizaron en febrero 126.100 millones de dólares, una baja de 25,4% con respecto a idéntico mes de 2015, según datos divulgados por los servicios aduaneros chinos.

Se trata de la menor facturación mensual desde abril de 2009, en pleno auge de la crisis económica y financiera global. Sin embargo, los expertos consultados por la agencia Bloomberg News apostaban por una caída de las exportaciones mucho más baja, de 14,5 por ciento.

Shanghai containers 1920 (3).jpg

China es el principal exportador de bienes del planeta, pero sus empresas se han visto golpeadas por la debilidad de sus principales mercados en un marco de escaso dinamismo económico mundial.

Como resultado de ese proceso, su propia economía se frenó, afectando a grandes países exportadores de materias primas como Australia o Brasil. Un proceso que se refleja en la caída de las importaciones chinas, que en febrero registraron su 16ª contracción mensual consecutiva, de 13,8%, totalizando 93.600 millones de dólares. Esa cifra también es peor que el descenso del 12% esperado por los operadores encuestados por Bloomberg.

De ese modo, China tuvo en febrero un excedente comercial de USD 32.600 millones, un retroceso de 46,2% respecto a febrero de 2014.

"Los excedentes con los principales socios del país han caído" en los dos primeros meses del año, señalaron las Aduanas chinas.

LEA MÁS:

Embed

Las exportaciones de bienes que requieren mano de obra intensiva, tales como aparatos mecánicos y eléctricos, sufrieron caídas especialmente fuertes, precisó esa administración en un comunicado.

Las importaciones de mineral de hierro y de petróleo aumentaron en volumen, pero pesaron menos en la factura debido a la caída de los precios. Las compras de carbón y acero cayeron en cambio también en volumen. "Los precios de las principales commodities importadas cayeron con fuerza", apuntan las Aduanas.

Los datos del comercio y de otros sectores de la economía "sugieren que el dinamismo del crecimiento se siguió debilitando en enero-febrero", afirmó Zhao Yang, un analista del grupo financiero japonés Nomura.

Parlamento Partido Comunista Chino 1170 2

Más presiones en vista

Las medidas de estímulo fiscal adoptadas por las autoridades "no pueden compensar íntegramente la caída del sector inmobiliario y de las inversiones industriales", agregó Yang.

Los mercados chinos acusaron este martes el golpe de los nuevos datos, pero pronto se restablecieron. La Bolsa de Shanghái cerró incluso con ganancias de 0,14%, después de haber llegado a caer más de 2% durante la sesión. Hong Kong también cerró con un alza de 0,73 por ciento.

La nueva caída de las exportaciones (se trata de su octavo retroceso mensual consecutivo) se produce a pesar de dos devaluaciones del yuan, en agosto de 2015 y en enero de 2016. Esas depreciaciones alimentaron sospechas, rechazadas por Beijing, de que se trata de medidas deliberadas para abaratar los productos chinos.

Shanghai bolsa 1920 2
Los mercados chinos acusaron este martes el golpe de los nuevos datos, pero pronto se restablecieron y cerraron la sesión con leves subas.

Las estadísticas aumentarán la presión por nuevas medidas de estímulo fiscal y monetario y "abogarán contra los deseos de mantener la estabilidad del yuan", afirmó Michael Every, jefe de investigaciones de Rabobank Group, de Hong Kong.

El primer ministro chino Li Keqiang anunció el sábado que su nación se ha fijado por objetivo en 2016 un crecimiento económico de "entre 6,5% y 7%", luego de haber crecido un 6,9% en 2015, su resultado más bajo en un cuarto de siglo.

La dictadura comunista atribuye la desaceleración a una voluntad de orientar su modelo de crecimiento hacia el desarrollo de consumo interno, los servicios y las nuevas tecnologías, en detrimento de la inversión y de las exportaciones que lo sustentaron hasta ahora.

AFP

Comentarios