Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Tendencias lunes 07 de marzo 2016

Cada vez más personas se deprimen por no recibir "me gusta"

lunes 07 de marzo 201600:00
Increíblemente, la falta de likes genera malestar en muchas personas
Increíblemente, la falta de "likes" genera malestar en muchas personas Crédito: Shutterstock

Los males y bondades de las redes sociales se expandieron en los últimos años. La búsqueda constante radica en mostrar lo que se está haciendo, comiendo y la relación que se tiene con las personas que están al lado. El usuario utiliza la red social como una vidriera, en donde exhibe su vida personal con un solo fin: mostrar la parte en la que disfruta de los placeres de la existencia y es feliz.

El psicológo Gervasio Díaz Castelli explicó a Infobae que "en esa vidriera sólo se exhibe una muestra parcial de la realidad, en donde se constituye otra versión de uno; un álter ego que no es del todo factible. Además, se arman escenas que son exclusivas para mostrar en las redes sociales". Sucede que hay un enorme ojo impersonal que evalúa y juzga constantemente a las personas. "Muchas veces se suben de manera impulsiva, sin pensar en los efectos de esa publicación. De ahí la compensación a las frustraciones o insatisfacciones de las personas", dijo el licenciado.

Gervasio Diaz Castelli.mp4
Gervasio Díaz Castelli y la perfecta explicación de todos los problemas de las redes

¿Cómo afecta el autoestima? ¿Cuál es el límite entre el mundo virtual y el mundo real? Las preguntas surgen ante las masivas publicaciones que se dan en los distintos espacios que proponen las redes sociales. Cuando exponer la vida cotidiana se transforma en un acto desmesurado, aparece la imposibilidad de disfrutar los momentos de intimidad. "Se vive constantemente para los ojos del otro y no tanto para sí mismo. Cuando lo virtual es excesivo, lo real encuentra su vacío", especificó Díaz Castelli.

Aquel que no interactúa en las redes sociales genera un ruido social y sufre de permanente insistencia de entrar en lo virtual

El prestigioso psicólogo también afirmó que "en las redes sociales, además de la exhibición, hay una mirada de comparación y de medición hacia la vida del otro. Se utilizan estas plataformas como el nuevo diario íntimo, pero público. La gente se olvida que todo lo que aparece allí ya no pertenece a su intimidad".

Cuando se transforma en un problema de pareja

En el mundo virtual se presentan y se gatillan las mismas pasiones y emociones positivas y negativas que en el mundo real. Sin embargo, en el primero todos muestran lo mejor de sí y ese tipo de comportamiento genera la idealización de las vidas de otros, tanto en la belleza o riqueza que tenga esa persona al mostrarse solo o en pareja.

Embed

"Hacer pasar nuestros momentos, lo que somos, lo que hacemos, por la mirada del otro, es constitutivo y necesario en los orígenes de la vida (primera infancia) pero si esto se presenta en la vida adulta con mucha intensidad, habla de un déficit en la construcción del yo, en la autoestima; de cierta inmadurez emocional, y de cierto complejo de inferioridad que se tapa mostrando felicidad, abundancia y plenitud", contó Díaz Castelli.

"En las redes los terceros" que vienen a sacarnos lo que es nuestro generan lo mismo que en la realidad"

"Hay una gran relación entre los 'me gusta' y el autoestima", dijo el psicólogo. Principalmente porque este factor está instalado en aquellas personas que no han sido acompañadas, miradas o valoradas lo suficiente en su infancia. "Utilizan este mundo con objetivos muy claros: señales de amor, afecto y aprobación de los demás. Este factor se debe a que mucha gente no ha sido acompañada, mirada o valorada lo suficiente en su infancia y salen al mundo con baja autoestima buscando desesperadamente señales de amor, afecto y aprobación de los demás", explicó el escritor.

Esta dependencia –según Díaz Castelli- puede generar verdaderos estados depresivos en personalidades frágiles. Sumado al aislamiento que provoca quedar atrapado virtualmente, la baja autoestima de esa persona puede potenciar amores y odios constantemente. "Todo esto tiene que ver con la personalidad de base de cada usuario: 'el otro es mejor que yo'. Eso no es más que un pensamiento en función a los complejos e inseguridades de cada uno", dijo el licenciado en psicología.

Like facebook
Las redes sociales pueden ser un problema en las relaciones de pareja

La infidelidad, uno de los temas potenciados por el aislamiento y el quedar atrapado cibernéticamente, siempre ha sido un problema masivo desde el origen de los tiempos. "Las redes le agregaron formas y formatos, para que se produzcan estas infidelidades a una escala mayor. En todo caso, la naturaleza poligámica y la tendencia a desear a varias personas está más allá de las nuevas formas", explicó Díaz Castelli.

Comentá