Buscar en Infobae

América Latina viernes 04 de marzo 2016

Lula da Silva declaró durante más de tres horas por los escándalos de corrupción

El ex presidente de Brasil fue llevado por los oficiales desde su casa de San Pablo al aeropuerto de Congonhas. Un portavoz policial dijo que el interrogatorio se cumplió en una oficina de la policía federal. Luego se dirigió a un congreso de emergencia de su partido

viernes 04 de marzo 201612:08
Un vocero de la Policía Federal de Brasil afirmó que el ex presidente Luiz Inácio Lula Da Silva prestó declaración durante tres horas en una oficina del aeropuerto de Congonhas, en San Pablo, y que luego de finalizar el trámite se retiró en un automóvil que lo llevó a las oficinas del Partido de los Trabajadores en San Pablo.

A pesar de que la intención inicial era trasladarlo a Curitiba para registrar su testimonio, finalmente eso no se produjo. Según el procurador general brasileño, Carlos Fernando Dos Santos, hay pruebas que indican que el político recibió dinero malversado de Petrobras, además de habilitar favores especiales a constructoras a cambio de propiedades como el famoso tríplex de lujo en las playas de Guaruja.

Lula se dirigió a una oficina del Partido de los Trabajadores

Brasil amaneció esta mañana con la noticia bomba del allanamiento de la casa de Lula en Sao Bernardo do Campo, al sur de San Pablo. Allí fue a buscarlo la policía para llevarlo a declarar en la causa que investiga el juez Sergio Moro.

Minutos antes, el procurador de Brasil, Carlos Fernando Dos Santos, dio una conferencia de prensa para informar sobre la situación judicial del ex presidente. En diálogo con los medios, afirmó que "hay 39 páginas de pruebas" contra el ex mandatario.

"Hay evidencia de que recibió dinero de Petrobras", dijo el procurador

"Los indicios contra Lula son significativos. Hay evidencia de que recibió dinero de Petrobras. Vamos a seguir la investigación lo más silenciosamente posible. Tenemos pruebas suficientes para llevar a muchas personas a la Justicia", sostuvo.

Y agregó: "No tenemos ninguna motivación política. Esto es apenas otra fase más en la causa de Lava Jato. Detectamos movimientos ilegales en la familia del ex presidente".

LEA MÁS:

Embed

A las 6 de la mañana de este viernes, cuatro vehículos de la Policía Federal de Brasil llegaron a la casa de Lula da Silva para cumplir la orden de "conducción coercitiva" que dictó el juez de Curitiba Sergio Moro.

Este magistrado investiga el caso corrupción y lavado de dinero conocido como Lava Jato, que tiene como centro la empresa estatal Petrobras, una de las mayores petroleras del mundo.

De acuerdo a lo que publicó O Globo, fueron emitidas 44 órdenes judiciales, 33 de ellas de aprehensión y 11 de conducción coercitiva. Esto significa que una persona está obligada a prestar declaración. Ese fue el caso del ex presidente Lula.


Comentarios