Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Tecno jueves 03 de marzo 2016

Nuevos emojis, otra excusa para engañar a usuarios de WhatsApp

La popularidad de los emojis es utilizada por ciberdelincuentes para suscribir a los usuarios desprevenidos en servicios de mensajería premium

jueves 03 de marzo 201618:34
Crédito:
Un sencillo mensaje invita a descargar un nuevo paquete de emojis para WhatsApp. Un usuario que se enceguece y acepta todos y cada uno de los pedidos del sistema. Una cuenta que a fin de mes puede tener desagradables sorpresas.

Es que, una vez más, circula entre los usuarios de la aplicación de mensajería una invitación para descargar nuevos emojis para WhatsApp.

De acuerdo con la empresa de seguridad informática ESET, en caso de que el usuario haga click en el enlace es dirigido a otro sitio. Allí, mediante ingeniería social, es invitado a compartir el falso paquete de emojis con 10 amigos o 3 grupos. "Como en campañas anteriores, los criminales limitan el tiempo para que el usuario, ansioso por su nueva adquisición, no pueda reflexionar demasiado y lo comparta rápidamente", explicó la empresa.

Estafa WhatsApp emojis 1

Luego de cumplir con ese pedido, que solo termina extendiendo el alcance del intento de estafa, el usuario encontrará un problema: un mensaje le advertirá que su sistema está desactualizado, que el dispositivo se encuentra infectado con un virus o que la batería se encuentra infectada y dañada.

Estafa WhatsApp emojis 2

Allí se abren dos caminos. En uno, los cibercriminales buscan que el usuario coloque su número de teléfono. Mediante engaños, terminará suscrito a servicios de mensajería pagos, generalmente complicados para dar de baja.

En la otra opción, el usuario será redirigido a páginas que invitan a descargar aplicaciones de origen dudoso. Los cibercriminales ganan dinero generando visitas.

Estafa WhatsApp emojis 3

La campaña es muy similar a otras del pasado, como una que utilizaba el nombre de los supermercados Coto o la que prometía obtener nuevos emoticones.

Comentá