Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Economía miércoles 02 de marzo 2016

Frustración para Kicillof: le ofrecieron un cargo menor en una comisión del Congreso

Carlos Arbía

Por: Carlos Arbía

El ex ministro y ahora diputado aspiraba a ser vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, pero le propusieron el cargo a su enemigo político, Diego Bossio, y lo relegaron a secretario

miércoles 02 de marzo 201619:12
Crédito: Nicolás Stulberg

El ex ministro de Economía Axel Kicillof tuvo que ceder a sus pretensiones de ser el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados y solo logro el puesto de secretario de esa comisión. En una reunión en el tercer piso del edificio del Anexo de esa cámara se decidió finalmente que el diputado por Cambiemos, el economista Luciano Laspina sea el presidente de esa estratégica comisión que comenzará a tratar esta semana la derogación de la Ley Cerrojo y la Ley de Pago Soberano para poder cerrar el acuerdo con los holdouts.

Kicillof no esperaba que en el medio de la negociación parlamentaria la vicepresidencia quedara para su enemigo no declarado, el diputado Diego Bossio, que abandonó el Frente Para la Victoria (FPV) que compartía con Kicillof para pasarse al Bloque Justicialista. La vicepresidencia segunda fue para Marco Lavagna, diputado del Frente Renovador de Sergio Massa e hijo del ex ministro Roberto Lavagna, mientras que Kicillof quedó relegado a secretario de esa comisión. Por el momento el joven ex ministro, enojado con la designación de autoridades, no aceptó el cargo, ya que según cuentan en Diputados, opina que no es un puesto para un economista de sus características y trayectoria.

Kicillof además se enteró de que, por solicitud de los diputados de esa comisión, será citado a declarar por la aprobación de la Ley de Pago Soberano que él promovió. También serán citados por la comisión los ex ministros Roberto Lavagna, Amado Boudou y Hernán Lorenzino, quienes actuaron en los Canjes I y II de la reestructuración de la deuda junto a otros ex funcionarios como el ex viceministro Guillermo Nielsen. Lo curioso es que antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, y cuando había sido elegido tercer diputado por la Capital Federal, Kicillof le había adelantado al entonces presidente de esa comisión, el diputado Roberto Feletti (FPV), que inmediatamente después de un triunfo de Daniel Scioli en las elecciones presidenciales le cediera su despacho porque él sería su reemplazante. Pero las cosas cambiaron y ahora Kicillof deberá conformarse solo con una secretaria dentro de la Cámara de Diputados.

Kicillof no parece dispuesto a aceptar un cargo que, por su trayectoria, considera menor

Con respecto a esa Ley de Pago Soberano, el actual diputado nacional aseguró esta semana que "la Argentina está ejerciendo una rendición ante los fondos buitres en el conflicto de la deuda, al criticar con dureza la negociación encarada por el gobierno de Mauricio Macri. Kicillof dijo que el sector de la oposición que encabeza el kirchnerismo se propuso ser "muy constructivo" para colaborar en el desarrollo del país, pero que para decidir qué postura tomarán ante la iniciativa de derogar las leyes Cerrojo y de Pago Soberano quieren ver "los papeles, hasta ahora sólo hubo dichos". Kicillof manifestó que "hasta lo que vi, ha sido una capitulación, una rendición absolutamente incondicional ante los fondos buitres. Esto no es un acuerdo, acá no hubo negociación: se les está pagando lo que pedían". El ex ministro manifestó que su posición es preliminar porque quiere ver las cláusulas y los "vericuetos" del contrato de pago que propone el equipo económico de Alfonso Prat-Gay a los fondos NML Capital, Aurelius, Davidson Kempner and Bracebridge Capital.

Kicillof sostiene que los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner pagaron con 30.000 millones de dólares al 93 por ciento de los bonistas (con una quita del 65 por ciento) y ahora el Gobierno de Mauricio Macri emitirá 15.000 millones de dólares para sólo el siete por ciento que no aceptó los canjes de 2005 y 2010. Además dijo que tras el acuerdo con los holdouts, el Gobierno le abrirá "masivamente" la puerta al endeudamiento de la Argentina, por lo que van a venir a los grandes bancos con comisiones a buscar los bonos que se emitan y que luego irán "directo a las manos de los fondos buitre". El mal momento de Kicillof comenzó la semana pasada cuando el juez Claudio Bonadio lo citó a declarar ante la Justicia el 12 de abril, un día antes de lo que tiene previsto hacerlo la ex presidente Cristina Kirchner, quien también fue llamada a indagatoria junto al ex director del Banco Central, Alejandro Vanoli por la causa de presunta estafa por las ventas de dólar futuro ordenadas por el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Comentá