Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Sociedad sábado 27 de febrero 2016

Caso Nisman: la jueza Palmaghini pidió a la AFI que ingrese a los mails del fiscal

Federico Fahsbender

Por: Federico Fahsbender ffahsbender@infobae.com

Ordenó la medida tras meses de falta de colaboración del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Buscará amenazas entres los mensajes. La red de llamadas entre jefes de Inteligencia que incluye a Milani. Stiuso declara este lunes

sábado 27 de febrero 201602:59
Imágenes de la movilización que se hizo el 18 de febrero, a un año de la denominada Marcha del silencio
Imágenes de la movilización que se hizo el 18 de febrero, a un año de la denominada "Marcha del silencio" Crédito: NA

El camino fue al menos lento y no precisamente por culpa de la Justicia argentina. En septiembre pasado, trascendió que la fiscal Viviana Fein, a ocho meses de la muerte de Alberto Nisman, envió un exhorto al Departamento de Justicia de los Estados Unidos en Washington (mediante una oficina de cooperación del Ministerio local y la intervención de Cancillería) para que notifique a Yahoo! y Microsoft de la intención de recuperar el contenido de los correos y los logs de ingreso del fallecido fiscal. Fein incluso se había reunido con un representante local del FBI. La idea era simple: buscar amenazas entre los mensajes o algo que se vincule a su muerte. Washington luego contestó con un pedido de ampliación de datos.

Se trataba, en ese entonces, de dos cuentas: la empleada por Nisman en Yahoo! para contactarse con colaboradores y periodistas y otra con base en Hotmail que dejó como contacto en el banco neoyorquino Merryll Lynch para abrir la cuenta que luego fue investigada por el juez Rodolfo Canicoba Corral. A pesar de todo esto, ni un solo e-mail de Alberto Nisman se sumó a los 56 cuerpos del expediente que investiga su muerte. Estados Unidos, simplemente, no ayudó.

Ahora, la jueza Fabiana Palmaghini tomó la decisión de que la AFI, la Agencia Federal de Inteligencia, ingrese a las cuentas de Nisman, según aseguraron fuentes cercanas al expediente a Infobae. No sorprende: la jueza ya había logrado que se releve del secreto a todos los agentes que declaren en la causa. Ya no se trata solo de las dos primeras cuentas; se suma al pedido de Palmaghini la casilla que presentó en su declaración del lunes 15 el ex agente de Inteligencia del Ejército y la PSA Carlos "Moro" Rodríguez, que este medio adelantó esta última semana. De estrecha amistad con Nisman, mucho mayor a la que tenía con Lagomarsino tras conocer al ex jefe de la UFI AMIA en los tribunales de Morón, Rodríguez recibió correos de esa cuenta hasta 2013 por lo menos.

La cuenta también tiene base en Yahoo!; el fiscal la usaba con un nombre falso para "cuestiones personales", dijo Rodríguez ante la jueza, que nunca había sabido de la existencia de la misma. Ninguna de las más de cien personas que declararon en la causa la habían mencionado previamente. Así, se volvió un nuevo foco de interés para la causa. Se buscará saber, por ejemplo, si Antonio "Jaime" Stiuso sabía de esta cuenta y si la empleaba para comunicarse con Nisman.

La segunda declaración del ex jefe de Operaciones de la SIDE en la causa está confirmada: será este lunes por la mañana en el juzgado de Palmaghini. Si Stiuso presentará algún tipo de prueba que cambie la dirección de la investigación o si dirá algo nuevo, no le consta a quienes están a cargo del expediente. Se intuye entre altas fuentes de Tribunales que el ex jefe de espías sostendrá que Nisman fue víctima de un homicidio, sin más sustento que la ya repetida conjetura de que suicidarse no iba con su temperamento.

Stiuso ya había declarado a comienzos de la causa que no estaba de acuerdo con la denuncia contra Cristina Kirchner. Sí se le preguntará, de forma extensa, sobre la red de contactos telefónicos entre prominentes figuras de inteligencia en la víspera de la aparición del cadáver de Nisman y de la que él fue parte, de la cual no hay escuchas, pero sí una llamativa secuencia.

A pedido de Fein y Palmaghini, la división Fraudes Bancarios de la Policía Federal compiló un cruce de llamadas del 18 de enero de 2015, de 9 a 22 horas. Comienza con Stiuso, que previamente no había atendido varios llamados de Nisman, cuando contactó a Alberto Massino, ex director de Análisis de la SIDE. Massino, luego, llamó a un teléfono a nombre de una mujer, pero empleado, pudo descubrir Fein, por Fernando Pocino, que en diciembre último, con el nuevo Gobierno, presentó su renuncia a la reconvertida AFI.

Señalado como un virtual enemigo de Stiuso en las internas de espías, el ex director de Interior fue el más activo en la lista de teléfonos. Hubo varias llamadas entre él y Massino, por ejemplo. Pocino, por su parte, contactó a una línea vinculada al ex jefe del Ejército César Milani. Juan Martín Mena, ex número 2 de la AFI kirchnerista, también figura. Pocino fue convocado por Fein a declarar: lo hará, coinciden voces de peso en la causa, el mes próximo. ¿Qué significan todos estos llamados?, se preguntan los investigadores. ¿Eran charlas casuales? ¿O esperaban algo?

En sí, de todas las declaraciones producidas desde que Palmaghini tomó el control de la causa, la de "Moro" fue la única que produjo algo sustancial. Fraudes Bancarios de PFA también se encargó de buscar teléfonos implicados en la causa detectados por activación de celdas en Puerto Madero en el margen temporal de la muerte de Nisman. No hubo ningún resultado. Queda por peritar una agenda Palm de Nisman cerrada con clave que será imposible de abrir: la empresa china que la fabrica contestó a la jueza que ingresarle por la fuerza una nueva clave para acceder a ella implicaría resetearla y así borrar todos los contenidos.

Por otra parte, una revisión del expediente revela nuevas dudas entre lo que el fiscal Ricardo Sáenz presentó como prueba férrea en su dictamen elevado ante la Sala VI de la Cámara de la Crimen, la misma que deberá decidir el 18 de marzo en una audiencia si ratifica a Palmaghini como jueza o envía la causa al fuero federal como quiere Arroyo Salgado y su querella.

El jueves, Infobae adelantó que los estudios de pólvora hechos por los laboratorios del Ministerio Público de Salta no arrojan certezas definitivas sino que son un "marco de referencia" y los testimonios del médico y la enfermera de Swiss Medical que llegaron a Le Parc, que afirmaron que el cuerpo fue movido para simular una escena de suicidio. Cuando declaró Yésica López, la enfermera, no pudo recordar la posición de los brazos de Nisman, pero sí afirmó que el cuerpo presentaba rigidez, algo que se ratificó en la morgue judicial, con informes que indicaron que la mandíbula del fiscal tuvo que ser abierta a la fuerza, una rigidez "en estado de resolución", lo que hubiese dificultado notablemente que se moviera el cadáver sin producirle lesiones apreciables.

La madre de Nisman, Sara Garfunkel, presente al comienzo en Le Parc, declaró ante Fein que el único en ingresar hasta la llegada de la Policía fue el médico de Swiss Medical y que después no había entrado nadie más.

Sáenz habla en su dictamen de un hematoma en la zona occipital izquierda del cráneo, sugiriendo un golpe para atontar a Nisman antes de ser asesinado. La presentación hecha en la causa por los forenses de la querella, Osvaldo Raffo y Julio Ravioli establece que este hematoma no tenía "una lesión en el cuero cabelludo", lo cual implicaría que no hubo una herida externa. También, de una lesión en la cara interna de la pierna izquierda que, según Raffo y Ravioli, "planteó la duda" de ser "un área equimótica".

Comentá