Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Sociedad viernes 26 de febrero 2016

Nuevas pruebas incriminan a un presunto asesino serial

Javier Hernán Pino está acusado de matar a cinco personas en ocho meses. Fue detenido en octubre por el crimen de dos hermanos pero ahora se comprobó que fue responsable de otros tres asesinatos

viernes 26 de febrero 201615:46
El momento de la detención de Javier Hernán Pino 
El momento de la detención de Javier Hernán Pino  Crédito: Nuevo Diario
Gracias al entrecruzamiento de las vainas halladas en escenas de crimen se comprobó que Javier Hernán Pino (28) es el responsable de asesinar a cinco personas en ocho meses durante el 2015. El hombre está detenido desde octubre en Santa Fe por matar a dos hermanos, una mujer y un varón, pero ahora se trataría de un asesino serial que mató también a Claudia Marcela Sosa, una masajista, un comerciante chino y un playero de estación de servicio.

Está confirmado que mató al menos a estas cinco personas porque los crímenes fueron realizados con la misma arma, una 9 milímetros, que está a nombre de él. Sin embargo, se desconoce si cometió otros delitos.

Claudia Marcela Sosa masajista asesinada 1920
Claudia Sosa, la masajista asesinada

Con excepción del crimen del comerciante chino, el resto de los asesinatos tienen un denominador común: Pino se hacía amigo de las víctimas, se ganaba su confianza y el móvil era el dinero. A Claudia Sosa la asesinó en abril de 2015 en su departamento que está en frente de una comisaría en Capital Federal. Le robó plata y una computadora. La mató de un disparo en la cabeza.

Daniel Rios playero asesinado 1920
Daniel Ríos, el playero de Salta

Pero el primero de los crímenes fue en febrero, cuando asesinó al comerciante chino. Este no habría estado planeado ya que la víctima lo encontró robando en su local y Pino lo asesinó de ocho balazos. Luego fue el turno de Claudia Sosa; el tercero fue en julio en Salta, Daniel Ríos, playero de 28 años, y finalmente en octubre a los dos hermanos, Agustina y Javier en Rosario.

En el último de los asesinatos, Pino había forjado una relación con Agustina. Una vez que ella lo llevó a la casa, la mató a ella y a su hermano y les robó 25 mil pesos. Para detenerlo fue clave la investigación que la propia madre de las víctimas reconoció el auto del hombre.


Ver más:

,

Comentá