Buscar en Infobae

EEUU miércoles 24 de febrero 2016

Tim Cook aseguró que desbloquear un iPhone sería "malo para Estados Unidos"

El CEO de Apple se resiste a permitir que el FBI acceda a los datos del dispositivo de uno de los terroristas de San Bernardino. Tiene tiempo hasta el viernes para responder la orden judicial

miércoles 24 de febrero 201619:50
Crédito: ABC News

Continúa la pugna entre Apple y la Justicia de Estados Unidos por la demanda contra la compañía, a la que se le exige permitir al FBI acceder a los datos del iPhone 5c de Sayed Farook, uno de los dos autores de la masacre de San Bernardino.

En su primera aparición pública desde que recibió la orden judicial, el CEO de la compañía, Tim Cook, aseguró en una entrevista con la cadena ABC News que permitir el desbloqueo del dispositivo del terrorista sería "malo para Estados Unidos".

"Algunas cosas son difíciles y algunas cosas son correctas y otras son ambas; ésta es una de ellas", comentó Cook.

El CEO de Apple consideró también que antes de la decisión del Departamento de Justicia norteamericano tendría que haber habido más diálogo con el Gobierno, tras revelar que la compañía se enteró de la presentación judicial a través de la prensa.

syed-farook-tashfeen-malik-1583.jpg
Syed Farook y su esposa Tashfeen Malik, los atacantes de la masacre en San Bernardino
Syed Farook y su esposa, Tashfeen Malik, los atacantes de la masacre en San Bernardino

"No creo que algo tan importante para este país deba manejarse de esta manera", señaló Cook.

La compañía manifestó públicamente que luchará contra la orden judicial y tiene tiempo hasta el viernes para responder la orden judicial.

La empresa mostró una lista de casos distintos en los cuales se opuso a las órdenes de la Justicia norteamericana, que quiere acceder a los datos almacenados en algunos iPhones. Uno de esos casos concierne, por ejemplo, a un traficante de estupefacientes en Nueva York.

"Apple se negó a intervenir los aparatos vinculados a estas órdenes", escribió Marc Zwillinger, abogado del grupo.

LEA MÁS:

Embed

Apple y el Departamento de Justicia estadounidense están en plena pulseada ante los tribunales por temas como encriptación de datos, protección de la vida privada y la necesidad de la policía de acceder a la información.

El FBI tiene en su poder el teléfono de Farook, pero no pudo acceder a los datos en el iPhone y solicitó a Apple que desarrolle una nueva versión del sistema operativo que ayude a esquivar las funciones de seguridad en el dispositivo móvil.

Una juez federal estadounidense ordenó a Apple la semana pasada colaborar con el FBI, exigencia a la que la empresa tecnológica se niega en un controvertido caso que podría llegar hasta la Corte Suprema.

Comentarios