Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Sociedad lunes 22 de febrero 2016

Bolivia liberó a un camionero que Argentina buscaba por narco

José Luis Sejas Rosales estaba preso y cargaba con una orden de extradición en su contra, pero un juez le dio libertad condicional

lunes 22 de febrero 201607:51
Se lo investiga por el ingreso de 500 kilos de cocaína  y 30.000 litros de tolueno
Se lo investiga por el ingreso de 500 kilos de cocaína  y 30.000 litros de tolueno Crédito:
En un extraño episodio, el empresario, camionero y presunto narcotraficante José Luis Sejas Rosales fue dejado en libertad en Bolivia pese a que el máximo tribunal de Justicia de ese país había ordenado que fuese extraditado a la Argentina para ser juzgado en las 11 causas que tiene abiertas por contrabando de cocaína.

La liberación ocurrió el pasado 23 de diciembre, pero recién se conoce ahora, luego de que trascendiera que el Tribunal Supremo de Bolivia había ordenado dos semanas antes su extradición. Las autoridades argentinas fueron informadas de esa decisión recién esta semana, según publica el diario La Nación.

¿Cómo es que un acusado por narcotráfico logró ser liberado de la cárcel de Santa Cruz de la Sierra si había una orden del máximo tribunal de Justicia de ese país para que fuese entregado a la Argentina? Todas las miradas apuntan al juez Nº4 Erwin Jiménez, quien fue el encargado de firmar la liberación.

Sejas Rosales se había entregado en septiembre del año pasado en el marco de una causa iniciada de oficio por la Justicia de su país. Se cree que se trató de una jugada del empresario para evitar la extradición y, en consecuencia, una pena más severa. En esa oportunidad, se presentó en una dependencia policial de La Paz "por una acusación de legitimación de ganancias y tráfico de sustancias controladas".

A Sejas Rosales se lo investiga, en total, por el ingreso de 500 kilos de cocaína y 30.000 litros de tolueno al país. Se trata de una figura fuerte del transporte boliviano, especializado en envíos de camiones cisterna, que cuenta con una flota de al menos 90 camiones declarados por él mismo. El hombre alardeaba contratos con la YPFB, la petrolera estatal boliviana y vínculos con firmas como Volvo, en rutas hacia Chile y Rosario con el paso por Salta como punto neurálgico. Propietario de la empresa Creta SRL, sus camiones fueron sucesivamente cayendo en diversos operativos, con diversas cantidades de cocaína y precursores químicos ocultos en ellos, el mayor en el paso de Salvador Mazza, con más de 140 kilos.

La nueva decisión del máximo tribunal boliviano de detenerlo "con fines de extradición" llegó el pasado 10 de diciembre, pero hasta ahora no se había dado a conocer. Hasta el 23 de ese mes, el empresario estuvo preso en la cárcel de Palmasola, en Santa Cruz de la Sierra, hasta que le fue concedida la libertad condicional.

El argumento oficial que dieron desde este país, que liberó a un hombre que tenía una causa de extradición en su contra, es que esta notificación llegó al Juez recién en enero. Y en ese lapso, el abogado de Sejas Rosales presentó un hábeas corpus para evitar que su cliente sea juzgado en la Argentina.

En junio pasado, el fiscal general salteño Eduardo Villalba y el titular de la PROCUNAR, Diego Iglesias, pidieron ante la Cámara Federal de Orán que se le dicte la prisión preventiva, así como también exigieron su captura internacional ante el juez Raúl Reynoso, que tuvo a cargo la causa del camión de Salvador Mazza. Luego, en Salta, la Justicia lo dejó libre, se cree que a cambio de una enorme suma de dinero. Meses más tarde, se entregó en Bolivia.

Ver más:

,

Comentá