Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Política sábado 20 de febrero 2016

Pino Solanas: "El vaciamiento del debate político es uno de los motivos de esta película"

Claudia Peiró

Por: Claudia Peiró cpeiro@infobae.com

El político y cineasta estrena "El legado", film que recrea su vínculo con Juan Perón y rescata su proyecto estratégico que considera no fue comprendido o directamente fue traicionado por sus seguidores

sábado 20 de febrero 201610:44
Crédito:

"Todo se le pedía a Perón, pero se acataba sólo una parte de sus directivas", dijo Fernando "Pino" Solanas en la exhibición privada de su nueva película, en referencia a los turbulentos años 70 y al regreso del ex presidente al país tras 17 años de exilio. Desde la derecha se conspiraba para acortarle la vida y desde la izquierda no se entendía su política de unidad nacional y se saboteaba su gobierno, sintetizó.

Entrevistado por Infobae, Solanas explicó de qué trata esta película –"una de las que más quiero"-y por qué la hizo, reflexiona sobre el vacío ideológico en el debate actual y rescata en contraste "el talento excepcional" de Jorge Bergoglio "para hacer política en grande".

—En 1971, usted tuvo la oportunidad de entrevistar largamente a Juan Domingo Perón en el exilio y el resultado de ello fueron dos películas, "La Revolución Justicialista" y "Actualización Política y Doctrinaria", y ahora estrena "El legado"... ¿es un backstage de aquellas entrevistas?

—Es una propuesta que tiene dos caras: una es una memoria mía de mi relación con Perón, recuerdos, momentos, conversaciones, charlas, recuperación de muchos diálogos inéditos, porque cada vez que yo lo encontraba a él, ponía el grabador en funcionamiento. De hecho, lo primero que hice fue avisarle: "General, yo voy a grabar todo lo que hablemos". Tengo muchísimas horas grabadas.

—Estamos hablando de audio únicamente, ¿no?

—Sí, filmar era complicado porque el año 1971 era un torbellino, un maremoto, la dictadura de Lanusse empieza a retirarse y se entabla una negociación con el Justicialismo: Pero lo importante es que toda la dirigencia, nacional, sindical, política, económica, pasaba por Puerta de Hierro. Y no sólo de la Capital, también referentes provinciales, municipales, jóvenes.... Entonces, que el General tuviera un par de horas o una hora, hora y media, dispuesto y tranquilo.... Estábamos casi siempre en la casa, éramos como un aparato más. Por supuesto que todas las semanas teníamos una charla ya establecida.

—¿En qué lapso de tiempo se realizaron esas filmaciones?

—Nosotros llegamos a fines de abril del 71 y yo me fui de Madrid a fines de octubre o comienzos de noviembre de ese año, después de entregarle a Perón la segunda de las películas, Actualización... No es que estuvimos filmando seis meses porque pasábamos en Madrid 4 ó 5 días y luego el fin de semana viajábamos a Roma, donde montábamos las películas. Es decir que íbamos y veníamos.

"Por años, yo coleccioné todo lo que no se había destruido de imágenes documentales del peronismo"

—¿Cómo logró usted que Perón aceptara ser entrevistado, que confiara en usted?

—Durante muchos años, yo coleccioné todo lo que no se había destruido de imágenes documentales del peronismo. Le recuerdo que después del 55 las imágenes del peronismo estaban prohibidas; entonces los noticiarios, las filmaciones de televisión, todo aquello estaba totalmente desvalorizado: "¿Te lo querés llevar?, llevátelo..." Comprábamos, nos regalaban. Yo tengo un hobby con las imágenes de archivo porque son reveladoras. Ojalá alguien hubiese filmado la semana de Mayo de 1810 en la calle. Lo que dice una imagen no lo dice una narración. En fin, yo tenía mucho material y durante varios años, con la colaboración de Octavio Gettino y otros compañeros del grupo Cine Liberación, hicimos una película muy excepcional bajo todo punto de vista, que es La Hora de los Hornos. Se hace clandestinamente, se presenta por primera vez el 3 de junio de 1968, pocos días después de terminar [la revuelta estudiantil de] el Mayo francés en el festival de Cine Nuevo de Pesaro, en Italia, ahí iban Passolini, Godar, todos los directores de vanguardia, y la película causa un enorme impacto. Por un lado, cinematográfico, porque la crítica internacional la reconoció de una gran calidad, pero además causa un gran impacto su planteo político. Los diarios italianos, españoles y franceses, al día siguiente, y más con el premio, comentaban: ¿cómo es posible?, ¿no era Perón un dictador fascista?, ¿y Evita no era una aventurera? Imagínese, por primera vez una película argentina hacía una revalorización del rol de Perón y Evita y de su gobierno. "El Viejo" lo lee en Puerta de Hierro y pega un salto... Y me manda una invitación a través de amigos comunes que estaban en Madrid: "Díganle a Pino que me venga a ver". Así empezó la relación. Yo lo cuento al comienzo de esta película.

"El Legado tiene ficción, lirismo y una gran emoción"

—¿Qué tipo de película es?

El Legado es un cine de fusión. Es ficción, porque no está Perón ni está la Quinta de Puerta de Hierro. Está reconstruida una ficción de mis conversaciones con Perón. Les va a sorprender: tiene mucho lirismo. Algunos se imaginan que van a ver otra vez una larga entrevista con Perón. No, no se preocupen, hay apenas un tercio de la película, hay imágenes de archivo inéditas porque tiene mucho trabajo de investigación. Tiene ficción, lirismo y una gran emoción; es de las películas mías que más quiero.

—¿Dónde se filmó?

—Durante varios años anduve con el problema de cómo hacer esta película, porque lo difícil no es tener el guión o una investigación periodística, eso da un informe periodístico que no es igual a tener una película donde hay una unidad estética y un planteo cinematográfico. Yo no tenía ni la imagen ni el protagonista, hasta que volví a visitar la quinta de San Vicente [provincia de Buenos Aires] y me di cuenta de que no era, pero tenía un cierto perfume a Puerta de Hierro. Además es la quinta que Perón construyó con Evita: plantó los árboles, diseñó el bosque. En el año 47 empezó la construcción. Eran 17 hectáreas de campo pelado que Perón le había comprado a su amigo Domingo Mercante. Es una convención, no estamos en Puerta de Hierro.

"Su proyecto ha sido falsificado, silenciado, hasta convertir a Perón en el motivo de todos los males argentinos contemporáneos"

—¿La película es una reconstrucción de aquellas entrevistas?

—Es mi relación con Perón pero con el objetivo de recuperar sus ideas estratégicas a lo largo de su trayectoria, sobre todo el proyecto estratégico que deja Perón para la Argentina con el Modelo Argentino para el Proyecto Nacional, su discurso del 1° de mayo de 1974 y el Plan Trienal; todo aquello que es el último Perón y que ha sido absolutamente falsificado, mentido, silenciado... hasta convertir a Perón en el motivo de todos los males argentinos contemporáneos y en una suerte de forajido ligado a la violencia y al caos. Esta película mete el cuchillo en ese tema y rescata la grandeza de Perón, de su proyecto y rescata la humanidad de Perón, su cotidianeidad, el humor, su soledad y tristeza también.

—¿Qué aspectos de ese proyecto son los que rescata?

—Yo lo rescato porque no nos olvidemos que Perón vuelve diciendo: unidad nacional para zafar de la tela de araña neocolonial que nos está sujetando y llama a todos los partidos políticos y logra por primera vez un acuerdo económico social entre el empresariado, los sindicatos, las organizaciones sociales. Bueno, aquello está intacto. El plan Trienal sigue teniendo una actualidad impresionante y fue el proyecto político social más avanzado que tuvo el continente en aquel momento. Esto no es conocido y esta película la he hecho pensando cómo contar esta historia de la mejor forma para que las nuevas generaciones, o los adultos que no han conocido este proyecto, tomen contacto con él.

"A mí me custodian unos ángeles, porque he zafado varias veces del mordisco último..."

—¿Hay material inédito en la película?

—No de imagen. Yo tenía bastante más material, pero... Yo he escapado milagrosamente de la muerte. Usted no los ve, pero a mí me custodian unos ángeles, porque he zafado varias veces del mordisco último... hasta me pegaron seis tiros en las piernas. En todas esas escapadas que yo he vivido, el material se perdió. Nadie quería tener una lata mía. Cuando vino la dictadura, los comandos de la Marina me buscan tres veces pero yo logro salir del país. Eso sí, nadie quería guardar algo mío, ¡ay!, eso era material radioactivo. Se tiró casi todo. Es una pena porque no todo lo que filmamos con Perón entró en las dos películas. Yo podía haber armado una tercera película.

—Treinta años de democracia, ahora venimos de doce años de un gobierno que se declaró peronista... ¿le sorprende que no haya habido una tarea de rescate, de reunificación, de todo el archivo de Perón? Todo está diseminado...

—El descuartizamiento... Eso demuestra por un lado la eficacia del plan que se lanzó para borrar la memoria. Son todas operaciones. La peor de todas fue que lo que no pudo "aniquilar" -para usar sus términos- la dictadura, lo hizo la corrupción y el olvido. Se cooptó a una dirigencia con todo tipo de discursos: "es mejor estar arriba que no en el llano". En nombre de Perón ejecutaron el proyecto de sus enemigos históricos; lo que pone en ejecución Menem, las ideas del Consenso de Washington, los planes del FMI y del BM, las privatizaciones... se iban a multiplicar las riquezas, vivíamos en la pobreza, ahora llega realmente la economía de libre mercado... ¿Cuántas veces oímos que se iban a multiplicar las reservas petroleras? Este es el único país del mundo donde hay que subsidiar a las petroleras para que produzcan, es una vergüenza.

—Pero en el último tiempo hubo una gestión que dijo estar en las antípodas de eso...

—La manipulación de los discursos y las mentiras es algo impresionante. Las petroleras van a recibir este año 9 mil millones de dólares de subsidios. Cuatro presupuestos nacionales de salud. En todas partes se produce el petróleo a precios del mercado internacional. Acá, con el precio internacional dicen "no, no puedo producir". Pero si el barril acá se produce a costos muchos más bajos que afuera, a 12, 14 el barril. Lo que pasa es que las petroleras atienden en Balcarce 50. Es mucho más rentable extraer subsidios que extraer petróleo.

—No le pregunto entonces qué piensa de la eliminación de la retención que pagaba la minería...

—Son mensajes... A 60 días de la COP 21... Pocas actividades producen una emisión de gases de invernadero como las explosiones mañaneras con varios miles de kilos de dinamita haciendo volar el paisaje. Por día, una mega minera se chupa tanta energía como la ciudad de Catamarca o La Rioja, energía subsidiada, electricidad subsidiada. Junto a eso, la grosería de los subsidios a las petroleras... porque con ese dinero se compran todas las concesiones petroleras. Hoy el precio del barril vale un tercio de lo que valía hace un año, entonces: "¿Usted no quiere seguir produciendo porque no le da?, baje la cortina, el Estado recupera". ¿Qué hizo Putin después de la privatización de Yeltsin de los años 90? Recapturó todo, compró todo.

—Cuando recuerda sus diálogos con Perón y piensa en la dirigencia actual, ¿qué siente?

—El vaciamiento del debate político es un síntoma de esta época. Hemos pasado un año electoral y no se ha discutido un tema estratégico Nadie ha discutido qué quiere nuestra dirigencia, cómo se ubica en el mundo, que proyección a corto, mediano, largo plazo tiene, no hay proyecto estratégico para la Argentina. Es la nada esto, es uno de los motivos de esta película, esta película es un proyecto estratégico para la Argentina, hay un todo que es el legado de Perón.

—Usted fue a ver al papa Francisco hace un tiempo. ¿Va a hacer una película también con él?

—No, yo le filmé una peliculita, un aperitivo (risas); yo tenía pendiente una reunión con el Papa Francisco en 2013, pero como era candidato dije "dejémoslo para después de las elecciones porque van a creer que es para que me dé una palmada electoral". Así fue: hablamos en privado una hora y cuarto con Francisco, recorrimos todos los temas, fue algo muy afectivo, muy importante, y a la salida se prestó a que le filmáramos unas declaraciones, casualmente sobre la protección del medio ambiente, el calentamiento global, el fracking, habló de los descartados. Acá tenemos casi el cincuenta por ciento de los jóvenes descartados. Todo eso está en un video de 10 minutos.

"Yo creo que el Papa le envió un rosario a Milagro Sala para que se salve, para que rece por ella misma"

—Usted dice que acá no se debate geopolítica, pero hay un argentino que se sienta con Putin, con Obama...

—El ser excepcional nace a veces en una isla y uno no sabe por qué. ¿Quién se pudo imaginar que Argentina iba a tener un papa? El primer latinoamericano. Sinceramente, yo lo había tratado a Jorge Bergoglio, pero nunca me pude imaginar -es mi poca intuición- el talento excepcional de este hombre para hacer política en grande, política por la paz, por los excluidos de la humanidad, contra la corrupción, la trata, el trabajo esclavo. Eso es excepcional, tenemos esa chance. Yo he escuchado el otro día a algunos periodistas, en radios muy conocidas, en un ataque al Papa de una desconsideración y de una grosería... ¿pero quiénes son esos periodistas? Sorprendidos por el rosario para Milagro Sala... yo creo que se lo envió para que se salve, para que rece por ella misma, ¿para qué le va a mandar un rosario? El Papa le manda rosarios a delincuentes, a todos, a mí, "rece por mí, Pino"... (risas)

(El estreno en cines de "El Legado" es el 25 de febrero)

Embed


Comentá