Buscar en Infobae

Mundo viernes 19 de febrero 2016

El ruego del hombre que sufre por sus piernas de elefante

Por una malformación genética, solo una de las extremidades de Arun Rajasingh pesa más de 100 kilogramos, similar a la de un paquidermo joven. Pide ayuda para encontrar un tratamiento paliativo eficaz

viernes 19 de febrero 201611:37

Arun Rajasingh hombre patas de elefante sf 3
Arun Rajasingh se desplaza en una silla de ruedas

La pierna derecha de Arun Rajasingh impresiona por su volumen en las imágenes que se difundieron en todo el planeta para reflejar el drama de este hombre que vive en Chennai, India. Nació hace 34 años y sufre por el crecimiento anormal de sus extremidades inferiores.

Un desorden genético de origen desconocido y rápido crecimiento ha frustrado a todos los médicos que lo trataron en su país natal. Si bien recibe atención con fisioterapia, no se sabe cómo detener el avance del mal que lo afecta.

Al nacer, los médicos le diagnosticaron que viviría apenas días o semanas. Pero sus ganas de luchar y su adaptación a la malformación fueron mucho más allá de lo esperado por los especialistas. Incluso debió soportar la temprana muerte de su madre.


Arun Rajasingh hombre patas de elefante 1920 2
Un fisioterapeuta trata a Arun en su pierna derecha, la más afectada

Arun Rajasingh hombre patas de elefante sf
El crecimiento anormal no tiene un oprigen determinado y no se sabe cómo detenerlo

"Los doctores aun buscan mejorar mi condición pero no han hallado una cura. A veces me pongo sensible y me deprimo, pero no he perdido la esperanza en lo más mínimo", dijo Arun en declaraciones que reproduce Mirror.

Actualmente no puede moverse por sí mismo y se desplaza con la ayuda de una silla de ruedas, además de tener que recibir asistencia para sus actividades diarias, como vestirse o ir al baño.


Arun Rajasingh hombre patas de elefante 1920
La particular terapia que recibe Rajasingh para paliar su sufrimiento

Arun Rajasingh hombre patas de elefante sf 2

"Este mal me ha afectado de nacimiento a mis dos piernas, pero la derecha está realmente mal", explica Arun. De todos modos, se las arregló para estudiar y recibirse de ingeniero en una universidad a distancia. Consiguió algunos trabajos, pero su condición no le permitió mantenerlos.

"He llegado a un punto en el que necesito encontrar una solución a mi enfermedad. Espero que alguien en alguna parte tenga esa solución y lo voy a buscar", aseguró.

LEA MÁS:

Embed


Comentarios