Buscar en Infobae

América Latina jueves 18 de febrero 2016

La inflación consumió a los venezolanos durante la era chavista: 615,3 por ciento

Guillermo Feres Castillo

Por: Guillermo Feres Castillo

El índice, reconocido por el Banco Central del país, se encuentra en su peor momento: durante el mandato de Nicolás Maduro creció casi lo mismo que en todos los años de Hugo Chávez

jueves 18 de febrero 201612:40
El desborde en la inflación deja al desnudo los graves inconvenientes y la incapacidad de Nicolás Maduro, en la foto junto con Hugo Chávez
El desborde en la inflación deja al desnudo los graves inconvenientes y la incapacidad de Nicolás Maduro, en la foto junto con Hugo Chávez Crédito: AP

El aumento de precios de los productos de primera necesidad fue uno de los mayores problemas para los venezolanos desde que el régimen chavista se instaló en el poder en 1999, con su máximo líder Hugo Chávez a la cabeza.

La tendencia se agudizó a partir de 2013 y el desborde del valor de la canasta básica provocó que la inflación durante el ciclo chavista (1999-2015) haya trepado hasta un histórico 615,3%, según los números oficiales que han sido reconocidos año tras año por el Banco Central de Venezuela (BCV).

En 14 años de Chávez, la inflación fue del 309%; Maduro lleva 305% en 36 meses

El índice inflacionario en Venezuela, que había acumulado un 309,7% de incremento entre 1999 y 2012 (años en los que gobernó Chávez), creció casi lo mismo en los tres que lleva Nicolás Maduro al frente del Palacio de Miraflores: 305,6 por ciento.

Esta comparación no hace más que dejar al desnudo los graves inconvenientes que tiene el actual presidente venezolano para controlar la disparada en los precios de los productos básicos que los habitantes de su país consumen a diario.

La escalada de precios fue del 56,2% en 2013, algo menos que el 68,5% registrado en 2014. Aunque el año pasado el índice se desbordó a un 180,9%, lo que acaba de admitir el chavismo al publicar las cifras oficiales de 2015.

Además, en el último año el producto interior bruto (PIB) cayó un 5,7%, profundizando el escenario recesivo que azota la economía, que ya había sufrido un descenso del 3,9% durante 2014.

Según el BCV, este resultado negativo fue consecuencia de "la menor disponibilidad de divisas, como producto del impacto adverso de la caída de los precios del petróleo. Y esta situación afectó las importaciones requeridas por el aparato productivo nacional".

En el último año el producto interior bruto de Venezuela cayó un 5,7%

La entidad presidida por Nelson Merentes Díaz reportó, además, la dura caída en la actividad del sector privado. "En el año 2015, el sector público experimentó un incremento del 1,1%, mientras que el sector privado descendió un 8,4%", señala el informe.

Batallas campales

La desbocada subida de precios que existe en Venezuela, y por la cual la nación caribeña ocupa el primer lugar –cómodo– a nivel mundial, se suma al escandaloso desabastecimiento de artículos de primera necesidad que asfixia a la mayoría de sus habitantes y por el cual suelen observarse batallas campales entre los clientes dentro de los supermercados.

gloria alvarez supermercado venezuela.mp4

La escasez en los supermercados genera batallas por los productos

Un informe realizado por el Banco Central venezolano asegura que "las perturbaciones que incidieron en los resultados macroeconómicos del tercer trimestre de 2015 se mantuvieron para el cierre del año, incluida la caída observada en la cesta petrolera venezolana".

Con respecto al alza en el valor de los productos, la entidad que rige la política monetaria en el país sudamericano reconoció que "se producen en un contexto en el cual se mantiene una reducción de la oferta de bienes de consumo final, debido a la baja en las importaciones y a la merma en la producción nacional, circunstancias a su vez influenciadas por la caída de los precios internacionales del petróleo".

LEA MÁS:

Embed

El documento confeccionado por el Banco Central reveló que durante 2015 los precios que más se incrementaron fueron los de hoteles y restaurantes, un 46,6%; los alimentos y bebidas no alcohólicas, un 42,2%; el transporte, un 37%; y las bebidas alcohólicas y el tabaco, un 33,1 por ciento.

En cuanto a la distribución geográfica del desborde inflacionario, Barquisimeto (224%), Ciudad Guayana (212%), Maturín (207,7%) y Barcelona-Puerto La Cruz (202,9%) fueron las ciudades más afectadas por la suba generalizada de precios.

Informe Banco Central 2015 Venezuela.pdf


Comentarios