La licenciada en estadísticas Graciela Bevacqua tiene el raro privilegio de haber sido expulsada del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) dos veces en menos de 10 años. Primero fue Guillermo Moreno, que la echó porque no coincidía con el manejo del Indice de Precios al consumidor (IPC) que ella dirigía. A 9 años, Jorge Todesca, acusándola de ser inaccesible y actuar "desde una torre de marfil", la desplazó del mismo cargo.


Bevacqua había dicho que el INDEC era tierra arrasada luego del paso del kirchnerismo y que necesitaba al menos 8 meses para reconstruir las mediciones. Sorpresivamente, hace 48 horas su jefe la relevó del cargo quitándola de su función. En diálogo con InfobaeTV le pidió a Mauricio Macri que reflexione y revea su decisión. Aquí, parte de la entrevista.