Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Infobae TV sábado 13 de febrero 2016

Advierten que "no hay soluciones en el corto plazo para el precio de la carne"

Silvia Mercado

Por: Silvia Mercado smercado@infobae.com

El economista experto en la industria de la carne, Miguel Gorelik, dijo a InfobaeTV que "llevará uno o dos años resolver el problema del precio, que estará por encima del promedio histórico"

sábado 13 de febrero 201606:00
El experto Miguel Gorelik dijo a InfobaeTV que el precio no está tan alto como en 2010 y 2011
El experto Miguel Gorelik dijo a InfobaeTV que "el precio no está tan alto como en 2010 y 2011"
El experto Miguel Gorelik dijo a InfobaeTV que "el precio no está tan alto como en 2010 y 2011" Crédito:

De todos modos, Gorelik consideró que "el precio no está tan alto como en 2010 y 2011, por tanto cuando representantes del Gobierno anterior se quejan del precio de la carne, no hacen una comparación correcta de lo que sucedió".

-¿Por qué está tan cara la carne?

- Es un motivo de preocupación porque tuvo un aumento muy fuerte en la primera mitad de diciembre, que después empezó a declinar en el mercado de hacienda, pero en términos históricos no está muy cara. Si tomamos los últimos precios máximos y mínimos en términos reales, el piso se tocó en 2008 cuando hubo una gran liquidación de ganado y desde 2010 se dio la situación contraria.

-¿Eso quiere decir que va a bajar el precio?

-El precio ya está equilibrado entre el valor de la hacienda y el corte al público. No hay márgenes descomunales o fuera de proporción en el sector minorista, ni en todos los eslabones de la cadena productiva y comercial: el matarife, el abastecedor, el transportista, el mismo minorista, tampoco en los minimercados o supermercados.

Miguel Gorelik: "El precio ya está equilibrado entre el valor de la hacienda y el corte al público"

-O sea, el precio de la carne está en relación al mercado ganadero.

- Viendo la película, está claro que el precio de la hacienda es el resultado de la destrucción del rodeo nacional, que fue una consecuencia directa de las muy malas políticas aplicadas durante muchos años al sector con intervención en el mercado, restricción a las exportaciones y todo tipo de manejo que se suponía que era para defender la mesa de los argentinos, pero como todos advertían, esto iba a terminar mal.

-¿Por qué creé que Guillermo Moreno persistió en ese error?

-No fue sólo Moreno, aunque tuvo un liderazgo importante. Fue una mezcla de cuestiones ideológicas, un desconocimiento muy grande de cómo funciona el mercado de carnes, y también le agrego un ingrediente de falta de interés en las consecuencias a largo plazo que podía tener, viendo solo el muy corto plazo.

Respetar el ciclo ganadero

-¿Qué creé que debería hacer el Gobierno para resolver este corto plazo?

-No creo que el Gobierno deba importar carne, porque una potencial importación de carne no solucionaría el problema, tampoco, porque ni el mercado uruguayo, ni el paraguayo están en condiciones de suplir el déficit que va a haber en la Argentina por un tiempo hasta que comience a aumentar la producción. Lo que hizo hasta el momento, eliminar derechos de exportación a las carnes, eliminar trabas burocráticas a la exportación y liberar el mercado de cambio fueron ingredientes importantísimos para darle una señal al sector para que se ponga a producir para aprovechar las condiciones externas favorables. Pero los tiempos biológicos son de uno o dos años para que el consumidor pueda ver los frutos de estas decisiones. No hay soluciones en el corto plazo.

-Otros hablan de promover la ingesta de pollo y cerdo...

-El Gobierno puede hacer una campaña de difusión al respecto, pero la decisión después la tiene el consumidor. A pesar de lo que creció el consumo de pollo, la gente sigue teniendo preferencia por la carne vacuna, y no se va resolver por una campaña de difusión.

Comentá