Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Política domingo 17 de enero 2016

Caso Alberto Nisman: testimonios de ex espías y nuevos archivos pueden complicar a Cristina Kirchner

Fabián Doman

Por: Fabián Doman fdoman@infobae.com

Cinco fuentes nuevas de información son clave para el avance del caso. En completo silencio, el Gobierno debió evitar una sospechosa jugada para que cayeran las alertas rojas contra tres iraníes

domingo 17 de enero 201606:03
Este lunes se cumple un año sin saber cómo murió Alberto Nisman
Este lunes se cumple un año sin saber cómo murió Alberto Nisman Crédito:

La decisión de Mauricio Macri de desclasificar todos los archivos y documentos relativos no solo a la muerte de Alberto Nisman, sino también a las negociaciones de Argentina con Irán durante los años 2012 y 2013 y de autorizar a los actuales y ex agentes y empleados de la ex SIDE a que declaren en la Justicia, puede traer consecuencias impensadas para el Frente para la Victoria y la ex presidente Cristina Kichner.

Los investigadores y el Gobierno apuestan a que estos nuevos testimonios aporten luz sobre la propia muerte del fiscal por un lado y, por el otro, en forma simultánea permitan conocer las negociaciones y los verdaderos motivos por los que el gobierno anterior decidió en enero de 2013 el malogrado Memorándum de Entendimiento con Irán, país cuyo parlamento jamás lo aprobaría. En realidad, sospechan que los casos están unidos y que conocer la verdad en uno de ellos permitirá descorrer el velo de lo que sucedió en el país en la materia en los últimos tres años y medio. De ahí que comiencen a pensar en las responsabilidades legales del gobierno kirchnerista y de la propia Presidente en los sucesos.

Cinco fuentes de la nueva información aparecen como fundamentales y podrían significar fuertes avances en los expedientes judiciales:

Informe Nisman a un año - animación
A un año de la muerte de Nisman: hechos y personajes de una causa irresuelta

-El decreto del presidente Macri que desclasifica todos los archivos y documentos relativos a Alberto Nisman que obran en poder de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Dirección de Migraciones y las fuerzas armadas y de seguridad apunta a contribuir con la Justicia, por supuesto en la investigación de la muerte del fiscal, pero también sobre todas las decisiones que llevaron a Cristina y a Héctor Timerman a negociar y acordar con Irán. Especial atención hay sobre dos paquetes de documentos. El primero son los que describen las conversaciones de los funcionarios de Cancillería con sus pares iraníes en el 2012 –el año anterior al acuerdo-, y quiénes fueron sus protagonistas (sobre esto volveremos). Estos documentos, para sorpresa de la nueva administración, pese a que fueron entregados en parte a la Justicia Federal y esta los devolvió, no estarían completos. Lo que es más grave: cuesta encontrarlos en los registros del ministerio, como toda información relativa a AMIA, Nisman e Irán.

-El otro paquete que importa son todas las actuaciones de los funcionarios argentinos en contacto con Interpol en relación con las alertas rojas que pesaban sobre los iraníes comprometidos con la voladura del edificio de la AMIA. El tema no es menor: entre diciembre y la primera semana de enero, el Gobierno -a través del personal de planta de Cancillería- debió, en la más absoluta de las reservas, responder a una serie de planteos formulados por tres de los iraníes implicados en las alertas a través de dos estudios jurídicos londinenses en Lyon. Los sospechosos acusaron una violación de sus derechos individuales y de circulación buscando salir de la lista "roja" internacional. Lo raro del caso, según se ha descubierto, no es el planteo de los iraníes, sino la demora del anterior gobierno para contestar esos requerimientos, al punto tal que en Interpol comenzó a sospecharse que quizás era la más elegante de las maneras de comenzar a "liberar" a los iraníes de sus responsabilidades.

-La tercera clave es la resolución interna número 16 del titular de la AFI, Gustavo Arribas, que libera del secreto para declarar ante la justicia a todos "... aquellos agentes, ex agentes, funcionarios, ex funcionarios de esta Agencia Federal de Inteligencia y/o todas aquellas personas que hayan accedido al conocimiento de información clasificada que fueran o sean convocadas por el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 25, a cargo de la Dra. Fabiana E. PALMAGHINI, o por aquél Tribunal o Fiscalía que continúe con dicha investigación...". La cuestión aquí no solo es lograr que declaren quienes todavía no lo hicieron, sino que también aparezcan nuevos testimonios de aquellos que ya pasaron por Tribunales para responder a la requisitoria de la fiscal Viviana Fein. Particular interés, como es de imaginarse, tiene en este contexto la presentación que se supone tendrá lugar en febrero del ex Director de Operaciones de la ex SIDE Horacio Antonio "Jaime" Stiuso.

Stiuso, Milani y Juan Martín Mena aparecen como las personas clave para empezar a resolver el caso

El ex funcionario de inteligencia tiene información sobre cómo fueron aquellas negociaciones con Irán, las razones que llevaron a Nisman a la presentación en enero del 2015 de la denuncia contra la ex presidente Kirchner y otros funcionarios, y sobre la propia muerte del fiscal. El informe de la división Fraudes Bancarios de la Policía Federal señala que el primer llamado de Luis Ismael Miño, custodio de Nisman ese domingo, fue a las 9:58 a un teléfono celular Nextel a nombre de Héctor Osvaldo Goncalves Pereira, ex policía federal, integrante de seguridad de empresas privadas, que a su vez tiene llamadas de radio con Stiuso, y al que en un primer momento se identificó como "nexo" entre los distintos sectores de la ex SIDE. Otra teoría es que directamente Stiuso utilizaba aquel Nextel de Miño. Las dos hipótesis buscan explicar porque el domingo 18 de enero a partir de las 9:58 el celular de Goncalves Pereira pasó a ser uno de los más importantes del país: por allí pasaron, Miño, custodio de Nisman, Alberto Mazzino, ex Director de Análisis de la ex SIDE, y Fernando Pocino, en ese entonces Director de Interior de la SIDE en tres oportunidades. ¿Todos interesados súbitamente en hablar con ese ex integrante de la Policía Federal, ahora dedicado a la seguridad privada? Si como explicaron la mayor parte de los involucrados en las llamadas de ese día, todos los hacían para "analizar la presentación de Nisman del día siguiente", ¿para que lo harían con un ex policía? ¿Ese celular lo tenía Stiuso? ¿O era la manera de comunicarse con Stiuso? ¿Cómo arreglaron Mazzino y Stiuso encontrarse ese domingo 18 para cenar?

Alrededor de la declaración de Stiuso hay depositadas muchas expectativas del Gobierno. El kirchnerismo no pasó por alto el dato de que el 23 de diciembre, 24 horas antes que llegara Papa Noel, la Sala I de la Cámara Federal apartó al juez federal Sebastián Casanello del expediente donde se investigaba el supuesto enriquecimiento ilícito del ex espía, considerando como "improcedente" el peritaje contable que Casanello le había pedido a un organismo integrante del gobierno nacional, la Oficina Anti Corrupción. La lectura que el mundo K hace es casi obvia: le están limpiando el camino a Stiuso para que venga a declarar. Y no solo en lo relativo a la AMIA, Irán y Nisman, sino también en narcotráfico y el Triple Crimen, en particular la situación del prófugo Ibar Pérez Corradi.

-El cuarto elemento que puede arrojar novedades para todas las causas es la figura del ex número dos de la AFI, el "señor ocho" en términos extraoficiales, y ex subsecretario de Justicia, Juan Martín Mena. Se descubrió hace poco que el Nextel numero 553*2126 –cuya cuenta es pagada por el Ministerio de Justicia- era usado por Mena. Ese domingo 18, Mena habla por el Nextel con Pocino cinco veces. La participación de Mena en el caso no se agota en ese dato: los documentos de Cancillería revelaron que Mena participó en las negociaciones de Argentina con Irán en el segundo semestre del 2012, que terminaron con la firma del Memorándum de Entendimiento. Hay quienes señalan a Mena como una pieza clave para entender las razones que llevaron al gobierno de Cristina Kirchner a avanzar en lo que muchos especialistas en política exterior consideran como uno de los peores errores en la materia de la era K.

-El Gobierno también cree que quien puede aportar información sobre todo el caso Nisman es el entonces jefe del Ejercito César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani. El decreto de Macri también desclasifica material de las Fuerzas Armadas, una de las cuales era conducida por Milani. El 18 de enero, Pocino se comunica en cuatro oportunidades con el jefe del Ejército, quien fue relevado de su cargo en forma sorpresiva por el gobierno anterior en el medio de la campaña electoral. Sobre Milani pesan dos leyendas urbanas, que lo hacen fundamental para la causa Nisman: muchos, comenzando por Elisa Carrió, lo consideraban el verdadero responsable de inteligencia de Cristina Kirchner en detrimento de la ex SIDE. La segunda es que fue desplazado en razón de sus acercamientos a Daniel Scioli.

En la Casa Rosada, apuestan a que Stiuso y Milani sean las llaves para conectar el acuerdo con Irán, la presentación judicial de Nisman contra el gobierno anterior y su propia muerte, nada menos, que con Cristina Kirchner.

Comentá