Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Política viernes 15 de enero 2016

Cruce entre el Gobierno y Mariano Recalde por el cierre de la aerolínea Sol

El ministro Guillermo Dietrich defendió la rescición del acuerdo firmado con Aerolíneas Argentinas por ser "un despilfarro". El dirigente de La Cámpora le respondió: "era un excelente negocio para el país"

viernes 15 de enero 201610:37
El gobierno de Mauricio Macri y ex funcionarios del kirchnerismo abrieron hoy un nuevo foco de conflicto en torno a la “herencia”. Hoy, el ex presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, cuestionó con dureza la decisión de rescindir un convenio de cooperación con Sol Líneas Aéreas, lo que produjo su inmediato cierre y el despido de alrededor de 300 trabajadores.

Recalde, quien firmó el acuerdo con Sol durante su gestión, aseguró que el trato era “un excelente negocio” para todas las partes y le respondió al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, por señalar que el Estado pagaba un millón de pesos diarios para sostener a la pequeña aerolínea.

"Entiendo que está mal informado o tiene muy mala fe. Está tomando el costo, pero no los ingresos", replicó, y rechazó que Sol vivía de la "teta del Estado". "Acá se ven dos visiones de la Argentina, frente a un mismo problema, una situación complicada que atravesaba una empresa importante, estratégica, que conecta a muchísimos argentinos, nosotros decidimos darle apoyo y ver de qué manera darle vida", aclaró Recalde en declaraciones a Radio 10.

"Al igual que las grandes Aerolíneas del mundo, Aerolíneas necesitaba una empresa subsidiaria, más pequeña, para complementarse y que sirviera como distribuidora en aquellos destinos más pequeños donde los aviones de Aerolíneas son muy grandes", apuntó, y aseguró que la “mala decisión” se va a notar “cuando se pierdan las conexiones" hacia algunos destinos del país.

Por su lado, Dietrich defendió que se discontinuara el contrato con Sol debido a los costos “inconvenientes” que le representaban al Estado, algo que describió como un “terrible escándalo”. El funcionario explicó que el trato garantizaba una ganancia a la empresa rosarina "pase lo que pase, se vendan o no pasajes".

"Aerolíneas, con su bolsillo de payaso, iba distribuyendo plata por ahí, cuando el año pasado perdió 5.200 millones de pesos", se quejó el ministro. Ahora bien, Dietrich prometió que el Gobierno va a "generar las condiciones para que en el sistema aeronáutico haya trabajo para miles de personas”, en las que se de prioridad a los trabajadores despedidos de Sol.

Mariano Recalde Conferencia de Prensa AE 1583 2
"El acuerdo era un excelente negocio para Aerolíneas Argentinas, Sol no vivía de la teta del Estado", aseguró hoy Mariano Recalde.

“Sol negro”

La empresa Sol Líneas Aéreas dejó de volar desde este viernes y atribuyó el cese de actividades a la "inviabilidad económica" en la que quedó tras la baja del convenio de cooperación sentenciada por las nuevas autoridades de la aerolínea de bandera, que encabeza Isela Constantini. El convenio se trataba de prestaciones de vuelos regionales con Aerolíneas Argentinas, por el cual recibía un millón de pesos diarios.

A raíz de la sorpresiva decisión, pasajeros que debían abordar aviones de Sol Líneas Aéreas en el aeroparque Jorge Newbery y en el aeropuerto internacional "Islas Malvinas" de Rosario, entre otras bases aéreas, se encontraron con la novedad de que los vuelos estaban cancelados y no recibieron de la empresa privada ningún tipo de explicación.

Por su parte, el jefe de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, protestó al decir que desconocía el destino que correrán "los empleados" de la compañía privada, que estimó en "un poco más de 200", mientras que otras fuentes sindicales hablaron de 300.

Guillermo Dietrich 1920.jpg
Guillermo Dietrich calificó de "tremendo escándalo" el acuerdo que firmó Mariano Recalde con Sol Líneas Áereas.

La Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA) denunció en diciembre pasado ante las nuevas autoridades de Aerolíneas Argentinas el “irregular financiamiento” que existía en favor a la compañía Sol, del Grupo Trasantlántica-Air Nostrum, desde cuentas de YPF.

El reclamo, realizado a través de una carta fechada el 15 de diciembre, sostenía también que se “intime a la empresa SOL a modificar el esquema de colores utilizado” en su flota, por imitar a la estética de Austral. Según el gremio, el uso de esa paleta no solo dañaba la marca de la aerolínea sino que podía generar “posibles conflictos ante escenarios sensibles como lo son la necesidad de identificación visual de tránsitos en vuelo y/o tierra”, entre otras circunstancias de operación aeronáutica.

Comentá