Buscar en Infobae

Política viernes 08 de enero 2016

Descubrieron en Bélgica el taller donde se fabricaron las bombas para atentar en París

La policía belga halló tres cinturones confeccionados a mano, rastros de explosivos y una huella dactilar de un sospechoso de los atentados del 13 de noviembre, Salah Abdeslam, en un departamento de Bruselas

viernes 08 de enero 201614:37

La Fiscalía belga indicó que el hallazgo se produjo el 10 de diciembre en el allanamiento de un departamento de la comuna de Schaerbeek de la capital belga. Sin embargo, recién hoy se filtró la información a la prensa.

En un comunicado, la Fiscalía indicó que, en el marco de la investigación por los atentados de París, confirmaba "el hallazgo de material destinado a la preparación de explosivos así como rastros de TATP en un allanamiento el 10 de diciembre". Se trata de un explosivo altamente inestable que fue utilizado en los atentados del 13 de noviembre.

En el lugar, los investigadores hallaron "tres cinturones confeccionados a mano que podrían haber sido destinados a transportar explosivos", aunque no proporcionó más detalles.

Una fuente cercana a la investigación aseguró, sin embargo, a la AFP que "los cinturones de explosivos utilizados por los atacantes [de París] vinculados a Bélgica fueron fabricados en el departamento" allanado.

La fuente indicó que los investigadores no saben aún de dónde provienen las armas utilizadas en los atentados, pero afirmó que "los explosivos fueron de fabricación artesanal".

"No es difícil" fabricarlos, agregó y precisó que no saben dónde fueron comprados los elementos necesarios. Los investigadores continúan el trabajo para determinar el origen de las armas y la coordinación de los ataques, señaló.

belgica-ataque-francia-departamento-1920-3.jpg
La fachada del taller terrorista en Bélgica


En el departamento, la policía también "descubrió una huella dactilar de Salah Abdeslam", un sospechoso clave de los atentados de París cuyo hermano Brahim se hizo estallar en las calles de París, indica la Fiscalía.

Salah Abdeslam, un francés de 26 años residente en la comuna de Molenbeek, vecina a la de Schaerbeek, se encuentra prófugo desde los ataques coordinados en diferentes puntos de la capital francesa que dejaron 130 muertos y centenares de heridos.

Estos hallazgos avalan la hipótesis adelantada por Francia de que los ataques de noviembre fueron preparados y organizados en Bélgica, desde cuya capital partieron varios de los comandos días antes de los ataques.

"Este departamento fue alquilado con una falsa identidad, que podría haber sido utilizada por una persona actualmente inculpada", agregó.

En total diez personas fueron detenidas e inculpadas en Bélgica con cargos terroristas en conexión con los ataques de París, reivindicados por el grupo Estado Islámico. Nueve siguen detenidos. Se trata de personas sospechosas de haber ayudado a Abdeslam a escapar de la policía o a preparar los ataques desde Bélgica.

LEA MÁS:

Embed


Según la investigación, Salah Abdeslam fue transportado la noche de los ataques en auto desde París por dos personas que lo llevaron a Bruselas y que están hoy inculpados y en detención en Bélgica.

Uno de ellos indicó a los investigadores belgas que dejó a Abdeslam en una calle de Schaerbeek el sábado 14 de noviembre al principio de la tarde. Es el último dato conocido hasta ahora sobre sus movimientos.

La policía belga halló "la huella [dactilar de Salah] pero no tenemos idea cuándo pasó por el departamento" allanado el 10 de diciembre, si antes o después de los atentados del 13 de noviembre, indicó a la AFP el portavoz de la Fiscalía Eric Van Der Sypt.

"Quizás fue allí a recoger su cinturón [antes de los ataques de París] o quizás pasó por allí luego" de los atentados, añadió. "Las dos opciones son posibles", especuló.

En el marco de la misma pesquisa, los investigadores belgas, según la Fiscalía, buscan determinar con certeza quiénes eran las personas que estuvieron en contacto telefónico desde Bruselas con los atacantes de París y que podrían ser los instigadores.

La hipótesis principal es que se trata de dos personas con orden de captura internacional emitida el 5 de diciembre por la Justicia belga. Estos dos sospechosos fueron controlados junto a Salah Abdeslam el 9 de septiembre en la fronteras entre Austria y Hungría. Presentaron entonces documentación de identidad belga falsa.

Un portavoz de la Fiscalía indicó a la AFP que "aún no se probó que estas dos personas estaban en contacto con la gente de París. Es una pista".

Comentarios